Desarticulan una nueva red internacional de narcos que operaba desde la Costa del Sol

Integrada por ciudadanos holandeses e italianos, enviaba grandes cantidades de hachís y cocaína desde España hacia el resto de Europa / En los registros también se hallaron 50 kilos de MDMA y 330.000 euros en efectivo
Compártelo

Agentes de la Policía Nacional, en una operación conjunta con la  Politie de Países Bajos, han desarticulado una organización dedicada al tráfico internacional de grandes cantidades de estupefacientes, cuyos miembros se encontraban asentados en la provincia de Málaga, en plena Costa del Sol. La organización desarticulada organizaba transportes de sustancia estupefaciente mediante vehículos –principalmente cocaína y hachís- y tenía un marcado carácter itinerante, realizando múltiples desplazamientos a diferentes países para dificultar las pesquisas policiales.

La investigación patrimonial reveló que el principal investigado y su mujer eran propietarios de numerosas viviendas y locales comerciales por valor de más de tres millones de euros. Hay cuatro personas detenidas y se han realizado registros simultáneos en España (dos) –en las localidades malagueñas de Fuengirola y Benalmádena- y en la ciudad neerlandesa de Tilburg, fruto de los cuales se han intervenido 52 kilos de hachís, 50 kilos de MDMA, diferentes cantidades de cocaína, ketamina y anfetamina, 330.000 euros en efectivo y dos armas de fuego, entre otros efectos.

La investigación se inició el pasado mes de febrero cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de una organización criminal internacional -asentada en diferentes localidades de la provincia de Málaga- presuntamente vinculada con el envío de grandes cantidades de estupefacientes. Las primeras pesquisas acreditaron que el entramado, compuesto por ciudadanos italianos y neerlandeses, se dedicaba a preparar diferentes transportes de droga mediante vehículos –principalmente cocaína y hachís- actuando desde España, Italia y Países Bajos.

Dinero incautado / Policía

Tras varias gestiones policiales, los agentes constataron que la organización investigada tenía un marcado carácter itinerante. En este sentido, sus miembros realizaban numerosos desplazamientos a diferentes países para dificultar las pesquisas. Paralelamente, la investigación patrimonial reveló que el principal investigado y su mujer eran propietarios de numerosas viviendas y locales comerciales por valor de más de tres millones de euros, por lo que se procedió a la prohibición de enajenación de los mismos. Asimismo, el entramado disponía de varias empresas legales que empleaba para blanquear el dinero procedente del tráfico de drogas.

Finalmente, y en colaboración con las autoridades policiales neerlandesas, a mediados del mes de junio se realizó la explotación de la operación de forma simultánea en ambos países, practicándose dos registros en las localidades malagueñas de Fuengirola y Benalmádena y varios en Tilburg (Países Bajos). Como resultado de los mismos, los agentes intervinieron 52 kilos de hachís, 50 kilos de MDMA, dos kilos de cocaína y diferentes cantidades de ketamina y anfetamina. Asimismo, incautaron 330.000 euros en efectivo, tres vehículos, tres relojes de alta gama, numerosos aparatos electrónicos, dos armas de fuego y gran cantidad de documentación relacionada con los hechos investigados.

Hachís intervenido / Policía

La operación ha finalizado con la detención de los cuatro miembros de la organización criminal por la presunta comisión de los delitos de tráfico de drogas, blanqueo de capitales, tenencia ilícita de armas y pertenencia a organización criminal.

Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta Narcodiario?

Apóyanos.