Un policía de la Erzaintza ingresa en prisión tras la mayor redada contra el narco en el País Vasco

La organización desmantelada dominaba la producción y la venta de marihuana a gran escala, además de distribuir hachís, cocaína y hasta drogas sintéticas en la región / Otras nueve personas también han sido encarceladas tras una operación conjunta de las autoridades
Compártelo

La policía y la Guardia Civil, en el marco de la operación ‘Tahocei-Lizar’, han desmantelado un grupo criminal implicado en el tráfico de sustancias estupefacientes que operaba en el País Vasco y que tenía entre sus integrantes a un miembro de la policía autonómica, la Ertzaintza, que, como el resto de detenidos, ya ha ingresado en prisión.

La investigación la iniciaron los agentes de la comisaría de Sestao al comprobar que unas personas cultivaban y traficaban marihuana. Como parte del marco de coordinación establecido por el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), se comprobó que la Guardia Civil había abierto una investigación sobre uno de los sospechosos, por lo que se decidió realizar un operativo conjunto e informar al Juzgado de Barakaldo de que se habían abierto diligencias previas.

Uno de los detenidos / Ertzaintza

Después de que los dos cuerpos policiales confirmaran la existencia de una organización criminal dedicada al tráfico de drogas, el pasado jueves se desarrolló la fase operativa, en la que participaron agentes de la Policía y de la Guardia Civil de forma conjunta.

El operativo / Ertzaintza

Tras dictarse órdenes judiciales, se practicaron 16 allanamientos y registros en viviendas y locales de Bizkaia (Abanto-Zierbena, Alonsotegi, Barakaldo, Basauri, Bilbao, Erandio, Leioa, Portugalete y Sestao), así como en la localidad de Castro Urdiales de Cantabria. En total, diez personas fueron detenidas acusadas de tráfico de drogas, fraude de fluidos eléctricos, revelación de secretos y pertenencia a organización criminal. El agente policial fue detenido en Basauri.

Uno de los registros / Ertzaintza

Los agentes que participaron en la operación se incautaron de 78.840 euros en efectivo. En cuanto a sustancias estupefacientes, se incautaron 19.592 gramos de hachís, 22.973 gramos de cogollos de marihuana, 10 kilogramos de bocados de marihuana, 1.300 gramos de cocaína, 40 gramos de MDMA o ‘éxtasis’ y 900 gramos de sustancias cortantes.

Otro de los detenidos / Ertzaintza

También desmantelaron cuatro plantaciones de marihuana bajo techo, con 5.273 plantas en diferentes estados de crecimiento. Estas plantas utilizaban electricidad conectada ilegalmente a la red. Además, fueron incautados 14 teléfonos móviles utilizados por los detenidos y 6 vehículos.

Marihuana localizada / Ertzaintza

Una vez finalizadas las funciones policiales, el sábado los detenidos fueron entregados al juez, quien ordenó el ingreso en prisión de todos ellos.

Uno de los detenidos / Ertzaintza
Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta Narcodiario?

Apóyanos.