Muere un narcotraficante tras ser capturado en una persecución marítima cerca de Barbate

La embarcación Fénix de Aduanas colisionó con la recreativa de los sospechosos, que transportaban más de 100 kilos de hachís / La víctima, de nacionalidad marroquí, falleció cuando estaba siendo trasladada a tierra; su acompañante resultó herido
Compártelo

Una nueva persecución, la enésima en aguas del Sur de España, se saldó de la peor de las maneras para uno de los protagonistas. Ocurrió en la tarde/noche de este sábado en las inmediaciones de Caños de Meca, en Barbate, no lejos del punto del brutal crimen de dos guardias civiles del pasado mes de febrero.

Los hechos se iniciaron cuando los agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera que ocupaban una de las lanchas rápidas tipo Fénix iniciaron una persecución a una embarcación recreativa sospechosa y tripulada por dos personas. Como se comprobaría después, transportaba sustancias estupefacientes.

La captura se cerró después de que se produjese un choque entre la recreativa y la lancha aduanera, que se saldó con lesiones para los ocupantes de la primera de las embarcaciones. Poco después, durante el traslado de ambos investigados a tierra, uno de ellos, de nacionalidad marroquí, sufrió una parada cardiorrespiratoria de la que no pudo ser reanimado. El segundo de ellos, que quedó detenido, fue trasladado  un centro sanitario para ser atendido.

La lancha de los traficantes ocultaba algo más de 100 kilos de hachís. Su tamaño no era muy grande, dotada de un motor de 40 cv, con el objetivo de introducir la droga en España pasando inadvertida.

Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta Narcodiario?

Apóyanos.