Las fuerzas de seguridad desnudan la estructura mundial del ‘supercártel’ de Los Balcanes

La operación Adriática, liderada por la Guardia Civil, se saldó con 40 detenidos, entre ellos los presuntos capos Nenad Petrak y Kristjian Palic / La organización dominaba las rutas marítimas de la cocaína desde Brasil a Europa, vía Canarias y África Occidental / Los jefes residían en Turquía y en Dubái / La Costa del Sol vuelve a aparecer como lugar de reunión de los investigados
Compártelo

En noviembre de 2023, Narcodiario contaba en primicia la detención de Nenad Petrak, primero, y de Kristjian Palic, después, considerados ambos dos de los grandes capos del Cártel de Los Balcanes, y que habían decidido ‘mover’ sus bases de operaciones desde Dubái a Turquía, donde fueron arrestados. Distintas fuentes señalan sobre la capacidad de la red criminal de Petrak que tenía intereses en distintos países de Europa, especialmente en España, donde gestionaba la entrada de droga en embarcaciones y conseguía distribuir grandes cantidades de cocaína procedentes de Colombia, vía Brasil y previa escala en África (Sierra Leona) y, tras entrar a través de España, procedía a su posterior venta en el territorio de la Unión Europea. Todos aquellos indicios fueron confirmados este jueves en Madrid por Óscar Remacha, teniente coronel de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, máximo responsable de la operación Adriática, el mayor golpe policial contra el tráfico internacional de cocaína de los últimos meses a nivel global. Petrak sería un broker, según destacó Remacha, con capacidad para moverse por distintos países para hacer encajar todas las piezas del narcotransporte, desde su origen en Colombia, su tránsito en Brasil, de la mano del Primeiro Comando da Capital (PCC), su traslado marítimo por el Atlántico y su entrega final en distintos países europeos.

Pocos días después de Petrak cayó Palic, como Petrak, de nacionalidad croata, y considerado un colaborador directo del anterior, también Objetivo de Alto Valor (HVT, por sus siglas en inglés) para las fuerzas de seguridad, y presuntamente especializado en el blanqueo de capitales de la organización. “Era un bróker que conseguía todo lo necesario para la operativa criminal”, señalan los investigadores. El tercer gran objetivo que fue arrestado en la operación fue Mario Kresic, detenido en Dubái. Estas tres personas estarían al frente del entramado criminal desmantelado y cuyos resultados presentó ayer en la UCO el citado Remacha junto al jefe de la Unidad de Drogas de Europol, Robert Fay; el Director Adjunto del Departamento Contra el Narcotráfico de la Policía Nacional de Turquía, Erdem Koc; el Coordinador para la Represión de Delitos Violentos y Bandas Organizadas de la Policía Federal de Brasil, Leonardo Marino Gomes; y el Jefe de la Unidad de Control de Drogas de la Policía Nacional de Croacia, Tomislav Stambuk.

La Guardia Civil, con la coordinación de Europol, ha liderado desde 2020 la Operación Adriática en la que, además, han participado varios países europeos con diferentes operaciones policiales. Todas ellas dirigidas contra los distintos grupos criminales dependientes del conocido Cártel de los Balcanes, una organización criminal internacional de tráfico de drogas que es la responsable del suministro de toneladas de cocaína desde Sudamérica, principalmente desde Brasil. También se han logrado desmantelar sus centros logísticos en África Occidental que distribuían a toda la Unión Europea.

Parte de la droga incautada / Guardia Civil

En una coordinación sin precedentes a nivel policial desde Europol, se han llevado a cabo distintas operaciones policiales en estos cuatro últimos años, no sólo entre países del ámbito de la UE, sino que se ha contado con la total y fundamental colaboración para el éxito de la operación de países como Brasil, Turquía y Emiratos Árabes Unidos. El objetivo de estos cuatro años ha sido el de desmantelar diferentes grupos criminales internacionales dependientes el mencionado ‘Supercártel de los Balcanes’.

De la misma manera, todas estas operaciones eran dirigidas desde Dubái y Turquía, donde estaban establecidos los principales responsables de estos grupos criminales, -estrechamente vinculados entre ellos-, y con capacidad de desplegar a sus colaboradores en distintas partes del mundo con el fin de facilitar este tráfico global de cocaína.

En lo que a España se refiere, la Guardia Civil llevó a cabo la operación Falkusa en el año 2020, interceptando 1.000 kilos de cocaína en un velero de bandera croata destino a las Islas Canarias y deteniendo a sus tres ocupantes. De esta forma, los investigadores pudieron corroborar que el citado velero alijó su mercancía desde un carguero en aguas del Golfo de Guinea.

La información obtenida en esta operación, sobre todo la extraída de las comunicaciones encriptadas de los dispositivos intervenidos a los detenidos, fue compartida con Europol, siendo un aporte fundamental para reforzar la ya existente ‘OTF Balkan Cartel‘ de la agencia policial europea.

El operativo / Guardia Civil

Todas las acciones policiales posteriores han ido dirigidas contra una organización criminal que dirigía el tráfico de toneladas de cocaína desde Colombia, Ecuador y Brasil, éste último como punto de origen en gran parte de los casos investigados, pasando todos sus envíos marítimos por centros logísticos en África Occidental y las Islas Canarias.

Dinero y pistola intervenidas / Guardia Civil

De la misma manera, la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, en agosto de 2023, interceptó una embarcación con 700 kilos de cocaína, en aguas cercanas a las propias Islas Canarias, extrayendo también información de gran valor en el histórico de los dispositivos intervenidos a los detenidos. Los investigadores concluyeron que se había realizado un transporte anterior de 500 kilos de cocaína procedente de Brasil, por la misma tripulación ítalo-croata y misma embarcación.

Kristjan Palic, tras su arresto / Policía de Turquía

Toda esta información ha sido de gran ayuda en el transcurso de esta macrooperación, situando a sus responsables e intermediarios procedentes de los Balcanes Occidentales, coincidiendo esta aportación de España con el intercambio de información entre países como Bélgica, Alemania y Serbia contra los mismos objetivos.

De manera global, esta operación finalizada en el día de ayer en Málaga se cierra con 40 detenidos, tres de ellos de alto valor (HVT), en Brasil, Croacia, Alemania, España y Turquía; ocho toneladas de cocaína incautadas en Bélgica, Países Bajos y España;  12,5 millones de euros en Europa y 3 millones de dólares en Brasil, y más de 50 millones de euros bloqueados en Serbia.

Por parte de España, esta investigación ha sido dirigida por el Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, y llevada a cabo por el Departamento Contra el Narcotráfico de la UCO.

Nenad Petrak, tras su detención / Policía de Turquía
Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta Narcodiario?

Apóyanos.