Ingresan en prisión 16 personas de dos clanes de la droga de la Cañada Real Galiana

Los investigados regentaban varios puntos de venta y enterraban la droga para evitar ser descubiertos en controles policiales / La Guardia Civil incautó un kilo de cocaína, armas y dinero en efectivo, además de otras sustancias / Realizaban cobros por Bizum y a través de cajeros
Compártelo

La Guardia Civil, en el marco de la operación SIVA, ha desmantelado un grupo criminal dedicado al tráfico de sustancia estupefacientes, principalmente cocaína, que estaba asentado principalmente en la Cañada Real Galiana (Madrid) y en Mejorada del Campo.

En total, 17 personas han sido detenidas por su presunta implicación en delitos de tráfico de drogas, pertenencia a grupo criminal, tenencia ilícita de armas, blanqueo de capitales y defraudación de fluido eléctrico.

La investigación arrancó a finales del 2023 cuando se detectó un aumento en el flujo de personas que salían de la Cañada Real Galiana, en su Sector III, portando diferentes sustancias estupefacientes. Se establecieron dispositivos de vigilancia discreta en las inmediaciones y se logró identificar a los encargados de la atención a los consumidores en tres puntos de venta de droga diferentes.

A partir de ahí, los investigadores consiguieron identificar al suministrador principal, afincado en Mejorada del Campo, y llegar así a un entramado delincuencial que iba más allá de estos tres puntos de venta. Es más, el grupo criminal se dedicaba a la venta de diferentes sustancias estupefacientes a domicilio para evitar el tránsito de consumidores cerca de sus viviendas. Una parte de las ventas de la droga era abonada mediante Bizum o con ingresos directos en cajeros, técnicas por las que llegaron a conseguir 44.233 euros en el último año.

Acceso a La Cañada / Guardia Civil

El grupo mantenía fuertes medidas de seguridad. Suministraban los tres puntos de venta con pequeñas cantidades para no llamar la atención y que al finalizar el día no quedara nada guardado. La ocultaban en un descampado cercano enterrándola bajo la tierra y en el caso de ser necesaria más cantidad podían acceder a ella en pocos minutos. Además, así evitaban que hubiera droga en sus viviendas, de cara a un posible registro policial.

En ocasiones, para estos viajes hasta el descampado se valían de niños que les acompañaban para pasar desapercibidos y siempre utilizaban en sus desplazamientos un segundo coche, a modo de vehículo lanzadera para avisar de posibles controles policiales.

El grupo estaba formado por 17 miembros. Estaba liderado por dos hombres, cabezas de familia de los clanes familiares, que trabajaban en connivencia ocultando la cocaína en el mismo punto y que compartían suministrador principal. El resto del grupo tenía funciones de venta, traslado, reparto y distribución, llegando incluso algunos de ellos a establecer turnos de atención en los puntos de venta.

Interior de La Cañada / Guardia Civil

En total, se produjeron de forma simultánea cuatro entradas y registros y se ha logrado intervenir más de un kilo de cocaína, 2CB (tusi o cocaína rosa), tres armas de fuego y 85.000 euros en efectivo. Asimismo, se han intervenido tres vehículos, bloqueado 18 cuentas bancarias con más de 55.000 euros, y se han puesto en conocimiento del Juzgado cuatro viviendas y dos plazas de garaje que pudieran ser fruto del blanqueo de capitales para su enajenación judicial.

Los registros / Guardia Civil

Se han detenido los 17 miembros de la organización, 11 hombres y 6 mujeres a quienes se les atribuyen los delitos de tráfico de drogas, pertenencia a grupo criminal, tenencia ilícita de armas, defraudación de fluido eléctrico y blanqueo de capitales. Tras pasar a disposición judicial la Autoridad competente decretó el ingreso en prisión de dieciséis personas.

Los puntos de venta / Guardia Civil
Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta Narcodiario?

Apóyanos.