Más de 100 kilos de drogas y nueve detenidos en controles de carreteras entre Colonia y Bonn

Nueve personas fueron detenidas procedentes de Bélgica y Países Bajos / Una de las caletas, que contenía 33 kilos de cocaína, solo podía abrirse accionando la calefacción del parabrisas trasero del coche
Compártelo

Alrededor de 70 kilogramos de cocaína, casi 31 kilogramos de marihuana, más de siete kilogramos de metanfetamina, casi cinco kilogramos de anfetamina y casi cuatro kilogramos de heroína fueron recuperados por empleados de la unidad de control de tráfico de Colonia, especializada en la lucha contra el contrabando de drogas en las calles.

En total, nueve personas procedentes de Eslovenia, Bélgica, Polonia, Eslovaquia, Países Bajos y Serbia, de entre 25 y 68 años, fueron controlados por patrullas aduaneras en distintas autopistas de la zona metropolitana de Colonia y Bonn, procedentes de los Países Bajos o Bélgica.

Marihuana incautada / Zoll

Después de declaraciones contradictorias sobre el motivo y la ruta de su viaje, una prueba de detección de drogas en las palmas de las manos de los hombres reveló contacto con narcóticos. El resultado fue una inspección precisa de los vehículos. “Para nosotros los escondites de droga especialmente integrados en los coches no son nada nuevo. En estos vehículos de contrabando encontramos la droga detrás del salpicadero o en la guantera, en el compartimento del motor y en el suelo falso del maletero o en el hueco de la rueda de repuesto, tal y como sucedió con la droga que llevaba el traficante de drogas de mayor edad de los detenidos, procedente de los Países Bajos, de 68 años. La mayor cantidad, casi 33 kilogramos de cocaína, estaba escondida en el maletero debajo de una enorme placa de metal, que sólo podía abrirse cuando se presionaba el botón de la calefacción de la luneta trasera y al mismo tiempo se accionaba un interruptor magnético”, explicó un portavoz policial.

Metanfetamina intervenida / Zoll

El viaje de contrabando de una holandesa de 24 años en el ICE de Ámsterdam a Frankfurt también terminó con un control aduanero. “La lucha contra el tráfico de drogas en trenes o autocares también forma parte de nuestra actividad diaria. En particular, en los últimos años ha aumentado notablemente el número de detenciones individuales. Esta joven viajaba con más de dos kilogramos de cocaína en la bolsa de su ordenador portátil”, explica el portavoz de aduanas. “Algunos contrabandistas ponen sus vidas en peligro absoluto cuando esconden las drogas en sus cuerpos. Un triste récord para nosotros lo batió hace casi dos años un pasajero de autobús nigeriano de 39 años con más de un kilo de cocaína en el estómago”.

La cocaína hallada en la sofisticada caleta / Zoll

La Oficina de Investigación de Aduanas de Essen está llevando a cabo más investigaciones por encargo de los fiscales de Colonia y Bonn.

Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta Narcodiario?

Apóyanos.