¡Los narcos plantan fuego a un velero cargado con un alijo de cocaína en el Golfo de Bizkaia!

Dos personas fueron detenidas en una operación internacional liderada por la Douane de Francia / Pocas veces se han visto veleros con estupefacientes en una zona donde las condiciones del mar son muy difíciles / El barco, de bandera polaca; los tripulantes, aún por identificar
Compártelo

Durante la noche del 23 al 24 de mayo, durante una operación ordenada por el Prefecto Marítimo del Atlántico, en colaboración con el Fiscal de Brest (Francia), y pilotada por la aduana desde el centro operativo de la Dirección Nacional de Aduanas y Guardacostas en Nantes, el patrullero aduanero Kermorvan se incautó de 406 kilos de cocaína a bordo del velero Le Dahu, de bandera polaca, en el Golfo de Bizkaia. La acción resultó del máximo riesgo, dado que los narcos plantaron fuego a la embarcación con el fin de eliminar pruebas. Esa práctica causó la muerte de un agente de Aduanas de España hace algunos meses en el Atlántico.

Thomas Cazenave, ministro de Hacienda del país galo, declaró que “día y noche, nuestros funcionarios de aduanas luchan contra la entrada de drogas. Una operación que combinó recursos de inteligencia marítima, aérea y aduanera permitió interceptar un barco que transportaba más de 400 kg de cocaína y detener a sus tripulantes. Bien hecho”.

El operativo, desde el aire / Douane

La Dirección Nacional de Inteligencia e Investigaciones Aduaneras (DNRED) está en el origen de la detección del velero en la zona del Caribe y su seguimiento hasta el Golfo de Bizkaia, en colaboración con la OFAST de la Police Nationale, el MAOC-N y la DEA.

El 23 de mayo, a primera hora de la tarde, con el acuerdo de las autoridades polacas, y tras el avistamiento del barco por el avión Beechcraft Customs, la tripulación del Kermorvan llevó a cabo una inspección del velero, que transitaba de camino a Europa, sobre la base del artículo 17 de la Convención de las Naciones Unidas contra el Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Psicotrópicas.

Los dos tripulantes, después de prender fuego al barco en el citado intento de hundirlo junto con su carga, fueron recogidos por la tripulación del Kermorvan y la carga fue confiscada. Actualmente se está verificando la nacionalidad de los detenidos. Los estupefacientes estaban empaquetados en 19 fardos descubiertos a bordo del barco. La droga fue entregada a la OFAST bajo la autoridad del fiscal del Tribunal Judicial de Brest en el marco de un sistema de seguridad implementado por el Grupo de Gendarmería Marítima del Atlántico.

El patrullero, apagando el fuego / Douane

Debido a la naturaleza de los hechos, la fiscalía de Brest desestimó el caso en favor de la fiscalía de la Jurisdicción Interregional Especializada (JIRS) de Rennes, ahora encargada de llevar a cabo la investigación judicial. Destacó el lugar en el que se produjo el operativo, muy poco habitual, pues la ruta de los veleros suele llevarles a entrar en Europa por España o Portugal.

El momento en el que los narcos plantan fuego al velero / Douane
Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta Narcodiario?

Apóyanos.