¡Laboratorio para producir cocaína a gran escala liderado por el Cártel de Los Balcanes en España!

La Policía Nacional localiza y desmantela la gran estructura criminal en la que trabajaban ‘cocineros’ colombianos a sueldo de los albaneses / Ubicada en una zona rural de Cambrils, estaba preparada para obtener clorhidrato a partir de pasta base, de una forma similar al hallado en Pontevedra en 2023 / Los narcos recibían la sustancia impregnada en yeso y la extraían mediante un complejo proceso químico
Compártelo

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado el primer macro laboratorio de procesamiento de clorhidrato de cocaína liderado por una célula del Cártel de Los Balcanes. La organización criminal estaba formada por ciudadanos de origen albanés pertenecientes a la citada organización, que ya no solo trabaja para dominar los puertos comerciales y en el negocio de la marihuana, sino que se ha metido de pleno en la producción de cocaína a partir de pasta base, a imagen y semejanza de lo que se detectó en Pontevedra en marzo de 2023. 

La investigación se inició a mediados del pasado mes de abril cuando, a través de los canales internacionales de cooperación policial, los agentes recibieron información sobre dos ciudadanos de procedencia albanesa que se habrían asentado en la provincia de Barcelona con el fin de establecer un laboratorio de extracción de cocaína. Tras las primeras pesquisas, localizaron un chalé en una localidad de Barcelona y confirmaron la presencia de los investigados en el interior de dicha vivienda, a quienes observaron desplazarse junto a otra persona de origen hispanoamericano, y reunirse posteriormente con otro ciudadano de origen sudamericano.

Detenidos en la operación / Policía

La investigación ha revelado la gran cantidad de medidas de seguridad adoptadas por los albaneses en sus desplazamientos, utilizando para ello diversos vehículos de alquiler que cambiaban a menudo para dificultar su identificación. Fue en uno de esos desplazamientos cuando los agentes detectaron cómo los investigados se dirigían a una zona de trasteros donde los observaron introduciendo una gran cantidad de garrafas transparentes etiquetadas como sustancia peligrosa.

Registro del laboratorio / Policía

De forma paralela, y gracias a los mecanismos de coordinación policial internacional, las autoridades policiales de Colombia informaron a la Policía Nacional de la intención de dos nacionales colombianos de trasladarse a España para trabajar en un gran laboratorio de cocaína liderado por ciudadanos de Europa del Este. A raíz de esto los agentes los identificaron, acreditando que se trataba de las personas que se habían reunido con los albaneses y comprobando que carecían de ocupación alguna en el país.

Detalle del laboratorio / Policía

Asimismo, las gestiones policiales practicadas permitieron observar que en los días posteriores se dedicaron a visitar a otros compatriotas colombianos de la zona y cómo, tras varias semanas, volvían a reunirse con uno de los albaneses investigados. Ese encuentro, breve y en el que los implicados adoptaron fuertes medidas de vigilancia, confirmaba la conexión entre las organizaciones criminales de Colombia y la península de los Balcanes.

Droga y efectos incautados / Policía

A principios de mayo, los agentes detectaron el desplazamiento de uno de los investigados albaneses desde una vivienda sita en una localidad de Barcelona hasta un chalé ubicado en una finca de la provincia de Tarragona, próxima al municipio de Cambrils. Además de estar situada en una zona rural de poca afluencia de personas, reunía todas las cualidades –proximidad de las vías principales y densidad de la vegetación de la finca, entre otras- para poder establecer en ella un laboratorio de procesamiento de cocaína y llevar a cabo su actividad de forma rápida, discreta, segura y prácticamente indetectable a ojos de cualquiera que pasara por allí.

La cocaína / Policía

Con el avance de las pesquisas, los agentes acreditaron numerosos traslados de bolsas y cajas desde la vivienda de Barcelona hasta la finca de Tarragona por parte de los ciudadanos albaneses. Asimismo, observaron cómo los investigados empezaron a incrementar las medidas de seguridad. En este sentido, pasaron a utilizar en sus desplazamientos solo motocicletas, lo cual les permitía moverse con más rapidez y dificultar su seguimiento, y a llevar a cabo los encuentros con otras personas de forma fugaz en lugares públicos y abiertos (tales como los aparcamientos de supermercados) con el fin de no ser descubiertos en posibles pases de sustancia estupefaciente y, a su vez, de poder detectar posibles vigilancias sobre ellos.

La investigación ha puesto de manifiesto algunas particularidades relativas al modus operandi de la organización criminal. Por una parte, es la primera vez que en el lugar de extracción se encuentra la práctica totalidad del material contaminado de cocaína, en este caso el denominado terraplast angular (material de construcción similar al yeso). Además, los investigados cambiaban el envase original en el que venía el material para dificultar su rastreo, introduciéndolo en cajas transparentes de plástico. Por otra parte, almacenaban el terraplast en un cobertizo situado al lado del laboratorio para acelerar la producción en vez de tenerlo bajo custodia en un lugar diferente –que suele ser lo habitual-, priorizando así la velocidad de producción a la seguridad.

La prensa hidráulica y otros efectos / Policía

Por último, la operación también ha confirmado la conexión entre las organizaciones criminales de Colombia y la península de los Balcanes, donde las primeras proveen a las segundas de mano de obra especializada para llevar a cabo el proceso de extracción, así como de los conocimientos técnicos necesarios para establecer este tipo de laboratorios. Por su parte, los albaneses mantienen una posición de liderato y supervisión de la actividad criminal.

Otro de los detenidos / Policía

Tras observar la frenética actividad de los investigados dentro de la finca, que llegaban a trabajar hasta altas horas de la madrugada, a mediados del mes de mayo se realizó el registro del chalé en el marco de un dispositivo policial en el que participaron más de 30 agentes de diferentes unidades. Fue en la parte baja de la vivienda donde se localizó un gran laboratorio de extracción de cocaína. Éste se encontraba preparado para procesar más de una tonelada de material contaminado (terraplast angular) del que iban a extraer entre 400 y 600 kilos de cocaína lista para distribuirla en el mercado. Además, en su interior había cuatro personas trabajando; dos de origen colombiano y otras dos de origen albanés supervisando la correcta marcha de la producción de la droga para el Balkan Cartel.

Como resultado del desmantelamiento del laboratorio, los agentes incautaron la práctica totalidad del material impregnado –más de 1.000 kilos- dado que solo pudieron cocinar 25 kilos (localizados en la parte superior de la casa) y procesar aproximadamente otros 70 que todavía se encontraban en diferentes fases del proceso de extracción y, por lo tanto, no eran óptimos para su comercialización. Asimismo, intervinieron 6.000 litros de precursores y numerosa maquinaria de la que estaba compuesto el laboratorio (prensa, logos, filtradora, pulverizadora).

Por otra parte, y de forma simultánea, los agentes realizaron los registros de las viviendas ubicadas en la provincia de Barcelona donde se determinó que residían todos los miembros del Balkan Cartel involucrados en la operación. Fruto de los mismos localizaron más de 50 kilos de marihuana con la que financiaban su actividad ilícita, así como 6.000 euros y varias garrafas vacías de productos químicos utilizados en el laboratorio.

Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta Narcodiario?

Apóyanos.