La Policía Local de Vitoria desarrolla la mayor operación antidroga de la historia de la provincia

Los agentes municipales culminaron unas pesquisas iniciadas en 2022 con la incautación de 65 kilos de hachís y la detención de sus responsables / Los agentes localizaron el lugar de almacenamiento de la sustancia tras meses de vigilancias y seguimientos
Compártelo

Agentes de Policía Local de Vitoria-Gasteiz (País Vasco, España) detuvieron el martes por la tarde a un hombre y a una mujer de 43 y 34 años, respectivamente, como presuntos autores de un delito contra la salud pública, en concreto, por tráfico de drogas. Ambos fueron arrestados en el marco de un operativo policial que se reactivó el mes pasado tras su arranque en 2022, cuando comenzó a analizarse una información disponible en la sección de Investigación de Delitos de Agirrelanda sobre la posibilidad de que un varón estuviera traficando con hachís en diversos puntos de la ciudad.

Con ella sobre la mesa, se inició un dispositivo de vigilancias esporádicas en torno al principal sospechoso en el mes de octubre de hace dos años. De aquellas pesquisas los agentes adscritos a dicha sección pudieron comprobar que lideraba una organización en la que contaba con el apoyo de una mujer que se encargaba de la guardia y custodia de la sustancia. Ambos mantenían encuentros ocasionales y el varón utilizaba fuertes medidas de seguridad para evadir la acción policial y evitar ser detectados, aunque sin éxito.

Los controles sobre éste y su entorno continuaron en el tiempo y desde el pasado mes de abril de forma más exhaustiva. Durante el operativo se supo también que su nivel de actividad era diario. Así las cosas, este martes, los agentes locales pillaron in fraganti a las dos personas detenidas durante una transacción de la sustancia ilícita, siendo en este caso de notoria importancia, por lo que, ante los hechos observados, procedieron a su detención.

Efectos intervenidos / Policía Local

A partir de ahí se pusieron en marcha una serie de registros en dos vehículos y otras tantas viviendas que se prolongaron durante la mañana de este miércoles y en ellos se localizaron cerca de 65 kilos de hachís y alrededor de 5.500 euros en efectivo. Para estas acciones se contó, además, con la colaboración de la Unidad Canina de la Ertzaintza.

Este hallazgo supone el mayor golpe al tráfico de sustancias estupefacientes en la provincia en los últimos años. Los agentes locales continúan trabajando en el atestado y no se descartan más personas investigadas como presuntas vendedoras de la red del cabecilla. De momento, ambos detenidos pasarán a disposición judicial.

Detalle del hachís / Policía Local
Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta Narcodiario?

Apóyanos.