La DEA y Europol aterrizan en Arousa para atacar al patrimonio de los narcotraficantes

La operación de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil incluyó 25 registros domiciliarios / Los investigadores intentarán relacionarles a través de la desencriptación de las comunicaciones con grandes alijos de cocaína que no pudieron ser incautados en su momento
Compártelo

Parece parte del paisaje, pero no puede serlo, en absoluto. Desde este martes, una organización de narcotraficantes tendrá más problemas para disfrutar de sus ilícitas ganancias con la introducción de grandes cantidades de cocaína. Ello es así tras el esfuerzo policial de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, que, a través de su unidad desplazada ECO Galicia y con el apoyo sobre el terreno de Europol y de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, detuvo a 15 personas e incautó más de un millón y medio de euros en efectivo a una supuesta organización dedicada al crimen organizado con matriz en Vilanova de Arousa.

Uno de los registros / J.L. Oubiña-Diario de Pontevedra

Cornazo, en Vilagarcía de Arousa, pero también Vilanova, Cambados o Ribadumia, en O Salnés, fueron escenario de los primeros registros (se practicaron 25) en los que se decomisaron distintas cantidades de estupefacientes, así como elementos de prueba del ilícito negocio al que se vendrían dedicando los investigados. Naves industriales, viviendas y parcelas fueron objeto de allanamiento. Entre todas ellas destacó una propiedad suntuaria ubicada en Vilanova, oculta tras un alto muro, al más puro estilo de lo que sucede, por ejemplo, en el barrio de El Zabal, en La Línea de la Concepción. En su interior, una gran piscina, entre otros lujos, y más de un millón de euros en efectivo que pasarán directamente a manos del Estado y que serán utilizados para la lucha contra la droga en todos los ámbitos. Los agentes del Equipo Contra el Crimen Organizado de Galicia salieron con al menos dos máquinas contadoras de dinero en el inmueble.

La investigación que cristalizó en las detenciones y los registros domiciliarios de este martes procede del minucioso análisis de comunicaciones que en su momento fueron encriptadas y que, a falta de la confirmación definitiva por parte de la Guardia Civil (al cierre de esta edición el secreto de las actuaciones se mantenía vigente), incluye pruebas que acreditarían que los investigados habrían participado en la introducción de importantes cantidades de cocaína en el territorio, principalmente a través de veleros, siguiendo un esquema que recuerda al que empleaba el también arousano Carlos Silla, recientemente condenado por ello en Portugal, primero, y en España, después. Habrían aprovechado los beneficios obtenidos para ejecutar otras operaciones, así como para adquirir los lujosos bienes de los que disfrutaban. El alcance definitivo del operativo trascenderá en cuanto los detenidos pasen a disposición judicial.

Agente de la DEA sobre el terreno / J.L. Oubiña-Diario de Pontevedra

La desencriptación de las comunicaciones que, hasta hace algunos meses, empleaban las principales organizaciones de narcotraficantes, no solo en Galicia y España, sino a nivel global, que alcanzaron las autoridades francesas, está detrás de una parte relevante del operativo que se desarrolló este martes en la provincia de Pontevedra, con ramificaciones en A Coruña y en Madrid. Los datos obtenidos a través del rastreo de las conversaciones en las plataformas EncroChat, Anom y Sky-ECC (esta última era la más utilizada en España) sirvieron para conectar a sospechosos por tráfico de drogas con cargamentos que no pudieron ser localizados en su momento. Sin embargo, las posteriores pesquisas sí permiten perseguir el rastro del dinero generado en esas y en otras operaciones ilícitas, arrebatárselo a los delincuentes y detenerlos. Este parece ser el caso, al menos en parte, en un unión a otras pesquisas sobre el terreno efectuadas por los investigadores policiales. La Audiencia Nacional es la encargada de coordinar estas investigaciones que, por el momento, mantiene bajo un estricto secreto.

A última hora de la tarde de este martes se producían nuevos registros, en este caso en un estanco en pleno centro de Vilagarcía de Arousa y en un taller en la recta de Rubiáns, la entrada de la localidad desde la carretera que procede de Pontevedra. Todos ellos causaron un gran revuelo entre los vecinos que, por otra parte, son conocedores de las ilícitas actividades que se desarrollan en su entorno.

En cuanto a las identidades de los investigados, deben preservarse en el anonimato en el caso de las personas que no han sido condenadas con anterioridad ni son personajes públicos, tal y como dicta la ley en España. Sí se puede informar de que uno de ellos estuvo relacionado en su momento con el Clan de Los Charlines, en aquel caso en un negocio de adquisición de heroína a través de un laboratorio para su producción que se había instalado en un pueblo de Valladolid, lugar al que acudían para comprar la sustancia desde O Salnés. Fue condenado por ello.

Imágenes del operativo / J.L. Oubiña-Diario de Pontevedra
Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta Narcodiario?

Apóyanos.