Espectacular operación contra el tráfico internacional de hachís en una playa próxima al Delta del Ebro

Los Mossos d’Esquadra detuvieron a siete personas en flagrancia e incautaron unas cuatro toneladas de hachís / También decomisaron la narcolancha, con tres motores y dos antenas, similar a la de Kiko el Cabra / Descubrieron a los narcos tras seguir a un vehículo sospechoso en l’Ametlla de Mar
Compártelo

Efectivos de los Mossos d’Esquadra de la Generalitat de Catalunya, en una espectacular operación policial, consiguieron frustrar un gran desembarco de cuatro toneladas de hachís en una cala de l’Ametlla de Mar, en las inmediaciones del Delta del Ebro, provincia de Tarragona (España). El operativo se saldó con la detención de siete personas y la intervención de una narcolancha y una furgoneta para transportar la droga. En el dispositivo también participaron la Policía Marítima y la Aérea, además de la Policía Local de l’Ametlla.

El despliegue de todas las unidades actuantes se activó a las 5 de la madrugada del 26 de mayo, cuando una patrulla de l’Ametlla de Mar intentó detener a un vehículo para identificarle. El conductor no hizo caso a las indicaciones de los agentes y huyó. “Hicimos búsqueda por la zona y lo localizamos en un párking de arena cercano a la Cala de Port Olivet“, explicaron los Mossos. El narcotransporte estaba en marcha y a punto de ser descubierto.

Las dos antenas / Mossos

“Al llegar a la cala observamos en el agua una embarcación planeadora de trece metros de eslora con tres motores y una docena de personas que se encontraban desembarcando fardos de hachís”, explican los Mossos, que consiguieron recuperar 99 de esos fardos con un peso de unos 4.000 kilos.

Mandos de la narcolancha / Mossos

Varias patrullas del ARRO, Seguridad Ciudadana y Tráfico, en colaboración con la Policía Local, participaron en el operativo. La DIC de Terres de l’Ebre se ha hecho cargo de la investigación. Pudieron ser detenidos siete de los sospechosos por el momento. El lugar de la operación fue uno de los puntos clave del rodaje del reciente documental de Narcodiario La Guerra del Hachís. 

Parte del alijo / Mossos

En cuanto a la narcolancha, destaca el hecho de que dispone de dos antenas, algo poco usual en general, ya que a la tradicional del GPS Garmin se añade una segunda para dotar a la organización de una red wifi que permite comunicaciones entre distintos integrantes de la red criminal, tanto desde tierra como en otras embarcaciones que se hallen en el mar. La famosa lancha de Kiko El Cabra, acusado por error del crimen de Barbate, también contaba con esta tecnología.

La lancha y parte de la droga / Mossos
Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta Narcodiario?

Apóyanos.