Udyco de Pontevedra: “Hay muchísima cocaína en el mercado, más que nunca”

Los antidroga de la ciudad del Noroeste de España reciben hoy el premio Nécora de Oro de la Fundación Galega Contra o Narcotráfico / Intervienen toda clase de sustancias, pero son una referencia en la lucha contra el transporte de heroína hacia la Península
Compártelo

El trabajo de un policía antidroga es, sin duda, la gran universidad en el seno de las fuerzas de seguridad. Jornadas interminables en las que saben cuando empiezan pero no cuando van a terminar, vigilancias y seguimientos, escuchas telefónicas, y así hasta mil y una peripecias, en ocasiones arriesgando su propia integridad física, para conseguir descubrir lo que parece imposible. En 2024, cuando las comunicaciones son más sencillas que nunca y, a la vez, más difíciles de descifrar, la Unidad de Drogas y Crimen Organizado de Pontevedra cumple 27 años en la comisaría de la ciudad del Lérez, al Noroeste de España. Criminales de toda clase y condición
han caído en las redes de un equipo que actualmente dirigen los inspectores José López Abreu y David Bóveda Davite.

«Este premio es un reconocimiento a todos los policías que han pasado por esta unidad desde 1997», coinciden ambos. Abreu conoce la Udyco desde su misma creación, mientras que Davite está a punto de cumplir tres años en el cargo. Ambos componen un esquema muy eficiente, con funciones repartidas: mientras que el grupo II, dirigido por el primero, centra su trabajo en organizaciones criminales de gran escala, con carácter nacional e incluso internacional, habiéndose convertido en una referencia en la lucha contra la heroína, el grupo I, dirigido por el segundo, se centra en el tráfico medio de estupefacientes, esos traficantes que venden toda clase de drogas en cualquier punto, más aún en estos tiempos en los que la cocaína, la reina en las Rías Baixas, es más barata que nunca. La labor de ambos se ve complementada, además, por la Sección Greco Galicia, desplazada por la Udyco Central en la misma Comisaría, dedicada en exclusiva a la persecución de los grandes capos de la cocaína.

Por sus méritos, la Udyco de Pontevedra recibe en la tarde de este viernes (20.30 horas) en el auditorio de Vilagarcía de Arousa, el premio Nécora de Oro de la Fundación Galega Contra o Narcotráfico, en una Gala Anual en la que compartirán protagonismo con el Centro de Análisis de Operaciones Marítimas sobre Narcotráfico (MAOC-N), la fiscal jefa Antidroga, Rosa Ana Morán Martínez, y el fundador de Proyecto Hombre en Galicia, Ramón Gómez Crespo.

«Es un premio de mucho prestigio, no hay más que ver a las personas que han sido galardonadas, se me ocurren Luis del Olmo, Baltasar Garzón, Bueren, Marcelo Azcárraga, Antonio Duarte… Me hace ilusión por la unidad. La Udyco de Pontevedra no es solo la gente que está ahora. Se habían reconocido al Greco, a la Brigada Central, a la Udyco de Galicia, y me daba un poco de pena que la Udyco de Pontevedra no fuese reconocida, y este año nos tocó, pues estupendo». Interviene José Abreu, inspector del grupo II de la Udyco pontevedresa.

«Para nosotros es muy importante, es un reconocimiento a la labor que realizamos y nos da una relevancia que merecemos. Durante todos estos años se han realizado actuaciones muy relevantes, a cargo de todos los que han estado en el grupo en diferentes etapas. Yo llevo poco tiempo, relativamente, dos años y medio, pero antes que yo ha pasado gente que ha realizado una labor magnífica, muy importante», añade Davite, inspector del grupo I.

Con gran experiencia y un amplio recorrido en el Cuerpo Nacional de Policía, Abreu destaca a las personas que ya no están en el equipo como parte fundamental en esta distinción. «Me consta que en la Gala estarán muchos compañeros jubilados y también de la Guardia Civil. Si nosotros estamos aquí, tenemos nuestro mérito, pero hay que valorar todo el recorrido. Se inició una forma de investigación con
miras más altas y nosotros somos el resultado. Tenemos éxito y el equipo actual es muy bueno, con pericia y experiencia, pero hay que reconocer el acierto de la formación de unidades como esta», señala.

El inspector Abreu explica los objetivos de la Udyco a la hora de desarrollar su trabajo diario, señalando que «es importante que retiremos droga del mercado, pero para nosotros es más importante desarticular a las organizaciones y los grupos criminales y conseguir condenas. Trabajamos con el asesoramiento de la Fiscalía y nuestro objetivo es recopilar el mayor número de indicios para obtener condenas. Tenemos un porcentaje altísimo de condenas y eso es fundamental. La retirada de la droga es importante, pero eso al final no depende de nosotros, sino de la pericia de ellos».

El grupo I, por su parte, asume un trabajo más gris pero igualmente relevante, al centrar sus esfuerzos en los vendedores finales de la
sustancia estupefaciente. «Nosotros bajamos a los problemas reales, de la calle. Los puntos de venta, que traen problemas de peleas, de quejas vecinales. El trabajo es muy importante porque atajamos esos problemas, sin olvidar la importancia de cortar los grandes alijos», asegura David Bóveda Davite, a lo que añade que «la investigación de los puntos de venta es difícil, son muchas horas de vigilancias y aprehensiones. El trabajo de calle es complicado».

El inspector Abreu / Diario de Pontevedra

Abreu, por su parte, destaca los métodos de investigación de su equipo que, asegura, parten del seno de la propia unidad. «Nosotros creamos nuestra propia información que estudiamos y analizamos, empezamos desde cero a tirar del hilo hasta que conseguimos
resultados. Hace poco, por ejemplo, detuvimos a dos personas e incautamos casi un kilo de heroína. Para mí, es un éxito. ¿Que podíamos
haber cogido más?. Sí, pero para mí es importante retirar a ese grupo de distribución del mercado», a lo que añade que «es importante que, además de en Pontevedra y en O Salnés, no nos limitamos a esta zona ni a Galicia, sino que vamos allá donde nos lleve la investigación».

Davite conoce bien el mercado de la cocaína, y advierte de la saturación actual del mismo. «Actualmente están entrando grandes cantidades, especialmente de cocaína, y eso se nota en el precio, que ha bajado muchísimo. Eso hace que muchas personas puedan acceder a ello a buen precio, y es una vía fácil para ellos para conseguir un beneficio. Se intenta atajar, pero es complicado, requiere su tiempo, y cada vez es más difícil de investigar. Se está incautando mucho, pero entra más, y eso repercute en todos los escalones. Hay muchísima mercancía ahora mismo».

Davite, frente a la Comisaría / Diario de Pontevedra

El cambio de rumbo que tomó la Udyco de Pontevedra en los últimos años coincidió con la especialización en la lucha contra el tráfico de
heroína. Así lo recuerda José López Abreu, que señala la relevancia de las cantidades de droga intervenidas en los últimos años. «Me gusta presumir de que Udyco de Pontevedra ha retirado en los últimos años cerca de 300 kilos de heroína, y eso es una cantidad muy importante
teniendo en cuenta ese tipo de droga. Es una media de 30 kilos al año, algo muy difícil, pues es complicada la producción, el tráfico y el
transporte. También hemos incautado mucha cocaína y hachís, casi diez toneladas, todo ello muy destacable dado que somos una unidad territorial».

Davite, por su parte, incide en la importancia de la lucha contra el tráfico medio, una competencia que le tocó asumir tras la disolución del
histórico grupo que en su día dirigieron Javier Rosa y Javier Fos, este último actual jefe de la comisaría de Marín. «Si nosotros no hacemos ese trabajo, nadie lo haría», señala. Ese reparto de funciones, en el que también aparece la Policía Local (que dispone de información privilegiada sobre los puntos de venta al menudeo) mejora la eficacia del trabajo. «Así no nos pisamos los temas», explica.

Abreu (i) y Davite / Javier Cervera-Mercadillo-Diario de Pontevedra
Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta Narcodiario?

Apóyanos.