Desmantelan una organización que movía cientos de kilos de heroína en siete provincias italianas

24 personas, muchas de ellas de nacionalidad nigeriana, fueron detenidas en el operativo / Disponían de un almacén en Perugia a donde acudían los vendedores para la distribución por el país / Cuatro de los objetivos huyeron fuera del país
Compártelo

Los Carabinieri de la Unidad de Investigación de la Comandancia Provincial de Perugia han ejecutado una orden de aplicación de medidas cautelares emitidas contra 24 sospechosos considerados responsables de conformar una asociación destinada al tráfico, posesión y tráfico de grandes cantidades de drogas, en particular heroína.

La ejecución de la medida cautelar se llevó a cabo con las primeras luces del alba de este lunes, no sólo en la provincia de Perugia sino también en las de Caserta, Latina, Arezzo, Lucca, Pisa y Varese, con el apoyo militar de los mandos provinciales locales, de la fuerza aérea y de las Unidades Antiterroristas de Primera Respuesta de Perugia.

Las investigaciones, iniciadas en los primeros meses del año pasado, constituyen la evolución de las concluidas por la Unidad de Investigación de Perugia en los meses de junio y agosto de 2022 en las que se alcanzó un total de 45 sujetos, entre medidas cautelares y detenciones flagrantes, se incautaron 24 kilos de heroína y 150.000 euros en efectivo.

Prosiguiendo la investigación, los investigadores, tras la detención de tres ciudadanos nigerianos realizada entre febrero y marzo de 2023 hallados en posesión de más de 1,5 kg de heroína, lograron reconstruir una red de compatriotas suyos residentes en Perugia y ciudadanos italianos, capaces de importar cantidades importantes de estupefacientes del extranjero a la capital de Umbría. Las investigaciones se llevaron a cabo mediante actividades técnicas: en las interceptaciones, los sospechosos utilizaron un lenguaje secreto caracterizado por reglas rígidas y bien definidas y mediante actividades de investigación tradicionales, como observaciones y seguimiento.

El grupo, unitario y piramidal, utilizaba como base logística una casa alquilada en el centro de Perugia donde cientos de kilos de droga serían “almacenados” y “revendidos” en unos meses. Una vez recibido el cargamento de estupefacientes, se inició en el inmueble un verdadero “ir y venir” de otros compatriotas quienes, a su vez y con tareas bien definidas, adquirían cantidades considerables de la sustancia que luego vendían al por menor a través de decenas de traficantes; Precisamente el uso de estos últimos, utilizados también como transportadores, permitió abastecer diariamente a los “centros de drogas” no sólo en Umbría sino también en Toscana, Las Marcas y Campania.

Para eludir cualquier investigación, los correos habían adoptado a lo largo del tiempo las más dispares técnicas de ocultación; Las diversas detenciones realizadas permitieron encontrar estupefacientes en bidones de detergente, en el interior de paquetes sellados de zumo de frutas, en el interior de neumáticos, entre tiendas de alimentos y rara vez ocultos sobre la persona.

En varias circunstancias también se comprobó la utilización de la muy peligrosa técnica de utilizar “correos de la ovulación”: en un caso, se controló (posteriormente se detuvo) a un sujeto que había ingerido 42 envoltorios de heroína, transportando así casi medio kilo de sustancia. Dada la importancia de las cantidades tratadas y el consiguiente enorme valor de los lotes individuales, la asociación también designó a un “químico” para comprobar las cualidades del narcótico utilizando reactivos especiales y equipos de laboratorio, antes de dar su consentimiento para la conclusión del acuerdo. Los resultados de la investigación permitieron determinar que el principal canal de suministro del narcótico para la asociación era el norte de Europa.

Durante las investigaciones se llevaron a cabo numerosas recuperaciones de estupefacientes. Así, el 19 de marzo de 2023, en el cruce de Bardonecchia, un hombre de origen de Campania fue objeto de un registro y fue encontrado en posesión de 36 kg de estupefacientes, de los cuales 31 kg de heroína y 5 kg de cocaína, divididos en centenares de huevos, escondidos en el interior de una rueda de repuesto; la semana siguiente se produjo otra gran incautación de drogas en Umbría, en la conexión Bettolle-Perugia; en ese caso se vigilaron a 2 ciudadanos portugueses que, a muy alta velocidad, viajaban en un coche llevando, siempre escondidos en el interior de una rueda de repuesto, 13 kg de heroína y unos cientos de gramos de cocaína; unos días más tarde, en la capital de Umbría, otros cuatro ciudadanos nigerianos fueron detenidos por el delito de posesión y tráfico de estupefacientes y se incautó más de un kilo de heroína.

Del procesamiento de la información recopilada se han demostrado vínculos entre la asociación criminal de origen nigeriano y exponentes del crimen organizado en Campania, en particular un alto dirigente del “clan Casalesi“, con asignaciones de tareas y funciones específicas para la venta del peligroso opioide. Ese individuo ingresó en prisión. La medida cautelar fue notificada a este último en la prisión de Santa Maria Capua Vetere, donde se encuentra detenido por el delito de extorsión. El hombre, máximo exponente del clan, había vuelto recientemente a la libertad tras haber cumplido una pena de prisión de más de 20 años tras ser condenado por delitos de asociación y graves delitos sangrientos.

El juez de instrucción de Perugia, considerando la gravedad circunstancial también del delito de asociación para el tráfico de sustancias estupefacientes, ha dictado para 10 sospechosos la medida de prisión preventiva, para 3 la medida de arresto domiciliario y para otros 11 la medida de la obligación de presentarse diariamente ante la autoridad competente.

Durante las investigaciones, además de las incautaciones realizadas, se localizó a los sospechosos y se les acusó de traficar con aproximadamente 250 kg de sustancias estupefacientes, liberadas en el territorio nacional, con un valor en el mercado minorista estimado en 15 millones de euros.
Paralelamente a las detenciones, se llevaron a cabo registros domiciliarios que permitieron localizar e incautar en una de las viviendas a disposición de los sospechosos un total de 624 gramos de cocaína y 4,7 kilos de marihuana. Por estos hechos, 5 personas de origen nigeriano fueron detenidas en flagrante delito y remitidas al Ministerio Público competente en el territorio. Además, se incautaron diversos medios informáticos que serán objeto de investigaciones posteriores. De los 24 investigados, cuatro se encuentran actualmente imposibles de rastrear en el territorio nacional de Italia, por lo que también se han activado búsquedas a nivel internacional.

Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta Narcodiario?

Apóyanos.