Localizan armas de toda clase en poder de un ciudadano en Navarra

Se localizaron armas cortas, escopetas, rifles, fusiles, subfusiles y ametralladoras de gran calibre, muchas de ellas pendientes de reactivar para su uso / Muchas de las armas que utiliza el crimen organizado en España tienen esta clase de proveedores
Compártelo

La Guardia Civil, en el marco de una investigación denominada operación BlackMamba, ha incautado en dos registros domiciliarios ubicados en la Cuenca de Pamplona (Navarra), 190 armas de fuego y más de 17.000 cartuchos de diversos calibres. En la operación ha sido investigada una persona por los delitos de tenencia ilícita de armas y depósito de municiones.

Entre las 190 armas de fuego se encuentran armas cortas, escopetas, rifles, fusiles, subfusiles y ametralladoras de gran calibre, aparentemente inutilizadas. Asimismo, se han intervenido más de 12.800 cartuchos metálicos, más de 5.000 cartuchos no metálicos, varias granadas (de mano, de mortero y de fusil), en estado inerte.

Igualmente, se han incautado piezas fundamentales de armas, repuestos de ametralladora, cargadores para varias armas, un silenciador artesanal y una mira antiaérea; todos ellos compatibles con alguna de las armas intervenidas. Algunas de las armas y municiones incautadas tienen la consideración de armas y municiones de guerra.

La investigación se inició a finales del 2023, cuando se produjo el hallazgo fortuito de un arma de fuego en estado activo, que figuraba en el Registro Nacional de Armas (RNA) como inutilizada. Una vez que los agentes determinaron la trazabilidad del arma se pudo constatar que su propietario era también titular de otras tres armas inutilizadas, que habían sido incautadas. Por tal motivo, los agentes realizaron las consultas en el RNA de la persona investigado pudiendo constatar que poseía gran cantidad de armas titularizadas a su nombre, muchas de ellas inutilizadas. Por tal motivo, se procedió a la entrada y registro en dos domicilios ubicados en la Cuenca de Pamplona.

Cabe destacar que de las 190 armas de fuego incautadas, 136 no figuran en el Registro Nacional de Armas; es decir, se encontraban fuera de control administrativo. Las piezas de estas armas podrían ser utilizadas para reactivar o reparar otras armas que hubieran sufrido un proceso de inutilización.

Munición localizada / Guardia Civil

La gran mayoría de las armas que estaban inutilizadas podían ser fácilmente activables con la sustitución de una sola pieza como el caso de las tres ametralladoras incautadas ya que estarían en perfecto estado de funcionamiento solo con la sustitución de su cañón. Con esta operación se ha evitado la posible salida al mercado ilícito de dichas armas de fuego y cartuchos.

Ante el endurecimiento, tanto a nivel nacional como europeo, de la normativa que afecta al control de las armas convencionales, muchas de las armas que alimentan el mercado negro en España proceden de la rehabilitación (reactivación) de armas de fuego inutilizadas (desactivadas), para que de nuevo puedan efectuar fuego real.

Actualmente, se ha podido constatar que muchos de los ilícitos penales que se producen en España, relacionados con armas de fuego, han sido perpetrados utilizando armas que figuraban como inutilizadas y que posteriormente habían sido rehabilitadas para hacer fuego real.

Armas incautadas / Guardia Civil
Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta Narcodiario?

Apóyanos.