Liberan a un colombiano secuestrado en una vivienda de Murcia por una organización de la Costa del Sol

Cuatro personas, dos de nacionalidad colombiana y dos española, fueron detenidas por detención ilegal y pertenencia a organización criminal / Solicitaban 700.000 euros por el rescate, lo que da una idea del potencial de los protagonistas del suceso
Compártelo

La Guardia Civil, en una operación conjunta con la Aduana de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés), liberó a un ciudadano colombiano de 29 años de edad que llevaba cuatro días secuestrado en una vivienda apartada de la localidad de Fortuna, en la provincia de Murcia, en hechos presuntamente dirigidos desde la provincia de Málaga, en la Costa del Sol.

Los hechos llegaron a conocimiento del Instituto Armado a través de la embajada de Estados Unidos en Madrid, que señalaron que la víctima llevaba cautiva desde el 22 de marzo. Era día 25 y, bajo amenazas de muerte a él y a sus familiares en Colombia, estaban reclamando 700.000 euros por su rescate.

Así, y tras tener conocimiento de la ubicación del secuestro, unidades especiales de la Guardia Civil efectuaron la entrada y registro en la vivienda el día 26 del mismo mes, localizando a la víctima con algunas lesiones, pero a salvo, y deteniendo a tres individuos, dos de los cuales llegaron al lugar desde Málaga y un tercero originario de la provincia de Murcia. Un cuarto sospechoso sería arrestado. De todos ellos, dos son colombianos y los dos restantes españoles, y se enfrentan a los delitos de detención ilegal y pertenencia a organización criminal.

El lugar del secuestro / Guardia Civil

En cuanto a la víctima, fue trasladada a un centro sanitario, donde la atendieron de sus lesiones. En la vivienda fueron hallados 15.000 euros en efectivo y una máquina de contar billetes, además de un martillo y un bate de béisbol como objetos contundentes.

Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta Narcodiario?

Apóyanos.