El futuro del ‘Mayor Carvalho’: Bélgica le procesa, Holanda, Brasil y España le reclaman

Autoridades de distintos países pretenden juzgar a alias ‘Paul Wouter’, el capo que fingió su muerte para eludir a los tribunales en España / Tráfico de cocaína a gran escala, pero también presuntos homicidios, son las acusaciones a las que se enfrenta en Europa
Compártelo

La figura de Sergio Roberto de Carvalho, conocido en su día en España, incluso por sus propios socios en los negocios ilícitos, por el alias de ‘Paul Wouter’, aparece de forma indirecta en la operación Beautiful, muestra inequívoca de que las organizaciones criminales internacionales que operan a gran escala en el negocio de la cocaína lo hacen juntas, a modo de cooperativas, en busca de obtener el mayor beneficio.

La historia de Carvalho es bien conocida por este periódico, desde su detención con un pasaporte de Surinam auténtico que le sirvió para engañar a las autoridades en un primer momento (si bien la Policía Nacional le consideró el jefe de la organización desde el comienzo) hasta su salida de prisión bajo fianza y su falsa muerte, que le sirvió para no ser juzgado en Pontevedra por el caso del Titán III y para fugarse a distintos países hasta su nueva detención en Budapest. Precisamente es el asunto del Titán el que aparece en la operación Beautiful. La fiscal del caso asegura que la red narcocriminal dirigida, entre otros, por ‘El Pablo Escobar sueco’ y por José Constante P.B., alias ‘Costiña’, presunto capo gallego jamás condenado por ese delito, realizó, mediante terceras personas a sus órdenes, movimientos tendentes a la adquisición de una partida de 1.700 kilos de cocaína que sabían iba a llegar a Europa en el pesquero que finalmente intervino la Policía Nacional. En el juicio por los hechos celebrado en Pontevedra fueron condenadas las personas que intentaron promover la recogida de la sustancia y su introducción en tierra, todas ellas presuntamente al servicio de Sergio Roberto de Carvalho, conocido en su país como Mayor Carvalho por su pasado en la Policía Militar del país sudamericano.

Sergio de Carvalho / V.M.M.

El barón de la droga permaneció un tiempo detenido en Hungría, país que recibió varias solicitudes internacionales de extradición. Finalmente fue enviado a Bélgica, donde actualmente está siendo procesado por su presunta participación en dos homicidios relacionados con el tráfico de estupefacientes. Mientras, la Audiencia Provincial de Pontevedra dictó en su momento una OEDE (Orden Europea de Detención) a instancias de la Fiscalía Antidroga, para ser juzgado por el alijo del Titán de cuya causa había sido retirado al haber dado por buena su falsa muerte. Precisamente por ese falso deceso se le investiga en un juzgado de Málaga, lugar donde tenía a personas de su confianza que le ayudaron en esa maniobra.

Sin embargo, no son solo esas las causas pendientes del que se considera el capo de la droga más importante que ha pisado Galicia. Brasil le requiere para responder por el envío de cerca de 50.000 kilos de cocaína a Europa por distintas vías, y Países Bajos acaba de hacer pública su supuesta implicación en otro alijo de 3.200 kilos.

Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta Narcodiario?

Apóyanos.