¡Disfrazados de policías y guardias civiles asaltando a otros narcotraficantes!

Seis personas fueron detenidas por robar con gran violencia en plantaciones de marihuana en Barcelona y Tarragona / Empleaban equipo táctico oficial y armas cortas y largas para conseguir sus objetivos / Las autoridades llegaron a la cúpula del grupo criminal
Compártelo

Agentes de la Policía de la Generalitat – Mossos d’Esquadra de la División de Investigación Criminal (DIC) de la Región Policial Camp de Tarragona, de la Unidad de Investigación de Reus, junto con Policía Nacional, detuvieron este martes a seis hombres de edades comprendidas entre los 20 y 40 años. Los seis como presuntos autores de los delitos de pertenencia a organización criminal, tráfico de drogas, robo con violencia, tenencia ilícita de armas, lesiones y daños. Las detenciones se realizaron durante seis entradas y pesquisas en los municipios de Reus, Riudoms, Pratdip y Botarell. Todos ellos se dedicaban a asaltar a otros narcotraficantes suplantando a la Policía Nacional o a la Guardia Civil.

La investigación se inició en la segunda mitad del año 2023 a raíz de la detección de una organización criminal dedicada al asalto de plantaciones de marihuana. Para cometer los asaltos, los integrantes de la organización utilizaban armas de fuego cortas y largas e indumentaria policial. El primer hecho investigado fue el 17 de junio del pasado año en Tarragona donde los integrantes de la organización cometieron un asalto en grado de tentativa. Pese a no conseguir su objetivo, la organización demostró su capacidad para hacerse pasar por policías así como la tenencia de armas de fuego tanto cortas como largas.

Meses más tarde, la misma organización perpetró un asalto violento en Reus, en una finca en la que los autores pensaban que había una plantación de marihuana. En este robo violento los autores agredieron a la persona que hacía de cuidador de la finca. Sólo tres días más tarde, algunos miembros de la organización protagonizaron un robo con violencia a una trabajadora de un establecimiento al que, haciéndose pasar también por policías, le robaron el vehículo que acabó quemado horas después.

El último asalto violento cometido por la organización fue en noviembre en Perafort, en el Tarragonès donde la organización utilizó el mismo modus operandi empleado en los otros hechos. Es decir, asaltos hechos por un numeroso grupo de personas, todas ellas vestidas con chalecos y ropa táctica policial y con alarde tanto de armas largas como de cortas.

A partir de las primeras identificaciones de los integrantes de la organización criminal, los investigadores coincidieron en el CITCO, el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado, con una investigación de la Policía Nacional por lo que se creó un equipo conjunto de trabajo.

La colaboración policial permitió obtener indicios suficientes sobre la existencia de la organización criminal, sus integrantes, su estructura y su actividad ilícita. Se trataba de un entramado jerarquizado, formado por personas con un amplio historial delictivo por delitos relacionados con las drogas. Durante la fase de investigación, los policías pudieron acreditar la estructura de la organización e identificar a su líder, los lugartenientes y otros integrantes que realizaban labores de apoyo en los asaltos.

Los registros / Mossos

Con toda esa información, el pasado martes se estableció un dispositivo conjunto de Mossos y Policía Nacional que contó con 200 efectivos entre investigadores, agentes de orden público o unidades especializadas como la canina o la Unidad de Drones. Durante el dispositivo, los agentes realizaron seis entradas y pesquisas, tres en Reus y una en Riudoms, Pratdip y Botarell. Además, los investigadores también realizaron una de las detenciones en El Vendrell.

En el transcurso de las entradas, los investigadores localizaron e intervinieron, en cuanto a la salud pública, 4 kilogramos de hachís, 250 plantas de marihuana, 5 kilogramos de cogollos de marihuana listos para distribuir y 22 gramos de cocaína. Relacionado con el modus operandi de los asaltos localizaron 2 pistolas eléctricas, una defensa extensible, munición de diferentes calibres, esposas, chalecos antibalas, dos machetes y ropa utilizada para cometer los narcoasaltos. Por último, también intervinieron 10.450 euros en efectivo.

Uno de los narcoasaltos / Mossos

Además de los detenidos miembros de la organización, en una de las entradas en Reus, los policías localizaron y detuvieron a un hombre de 37 años por una Orden Europea de Detención emitida por Bélgica también por delitos contra la salud pública. Los detenidos, que acumulan numerosos antecedentes policiales y judiciales en la última década, pasaron a disposición judicial el jueves ante el juzgado de instrucción en funciones de guardia de Barcelona. La investigación sigue abierta y no se descartan otras detenciones relacionadas con la organización criminal.

Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta Narcodiario?

Apóyanos.