Detenidos por intentar matar a agentes de Policía con un Kalashnikov para proteger un alijo en Cádiz

15 personas fueron arrestadas en el seno de una organización criminal que perdió 3.388 kilos de hachís tras el tiroteo / Transportaban la droga en una furgoneta cuando fueron sorprendidos en Sanlúcar de Barrameda en diciembre pasado / Realizaron al menos 16 disparos antes de escapar
Compártelo

Agentes de la Policía Nacional, en el marco del Plan Especial de Seguridad para el Campo de Gibraltar, han desarticulado una organización criminal que introdujo 3.388 kilos de hachís a través del rio Guadalquivir. Se ha detenido a 15 personas que integraban, presuntamente, una red criminal asentada en la localidad de Lebrija y considerada una de las más activas de la provincia. Durante la investigación se han intervenido 3.338 kilos de hachís, un fusil de asalto AK-47 y en los seis registros que se han llevado a cabo se han incautado cartuchos de armas de fuego y un patrimonio de 310.000 euros. Durante el operativo que dio inicio a la investigación los agentes recibieron hasta 16 disparos en el momento de interceptar una furgoneta cargada con 112 fardos de hachís.

La investigación se inició el pasado día 20 de diciembre cuando se realizó una incautación de droga en la ciudad de Sanlúcar de Barrameda durante uno de los diversos controles que se establecen en la provincia de Cádiz. En el control se detectó una furgoneta con evidencias de que pudiera ir cargada con droga, por lo que los agentes le dieron el alto momento en el que sus ocupantes, emprendieron la huida y realizaron hasta 16 disparos contra los agentes con tres armas de fuego, siendo una de ellas un fusil de asalto marca Kalashnikov, modelo AK-47 y otras dos pistolas.

Durante la huida, la furgoneta se salió de la carretera, consiguiendo escapar sus ocupantes, pudiendo los agentes incautar de su interior un total de 112 fardos de hachís, con un peso total de 3.388 kilos de hachís y el arma de guerra.

Tras la operación se inició una minuciosa investigación que culminó con la identificación del grupo responsable de la introducción de la droga en España, tratándose de una estructura asentada en Lebrija y que presuntamente habría descargado la droga el día 19 de diciembre en un caño del río próximo a la localidad, almacenándola en una guardería y transportándola el día posterior, momento en el que fue intervenida por los agentes. Las indagaciones de los investigadores permitió detectar que la organización está considerada una de las más activas de la costa Noroeste de la provincia de Cádiz.

Avanzadas las investigaciones y una vez identificados y localizados los integrantes de la organización, los agentes llevaron a cabo un operativo en el que se llevó a cabo el arresto de 15 personas y se practicaron seis entradas y registros en los que se intervinieron efectos relacionados con la actividad delictiva de la organización y cartuchos de arma de fuego. Además, la investigación económica sobre la estructura criminal ha permitido detectar un patrimonio de cuatro inmuebles valorados en 310.000 €, sobre los que se ha solicitado el bloqueo a la autoridad judicial. En uno de los registros, también se ha desmantelado una plantación indoor de marihuana con 80 plantas.

A tres de los arrestados se les imputan además los delitos de tentativa de homicidio, por estar presuntamente implicados en los disparos que se realizaron durante la persecución de la furgoneta en la que se intervinieron los 3.388 kilos de hachís. La actuación ha sido dirigida por el Juzgado Mixto número cuatro de Sanlúcar de Barrameda y ejecutada por diversas Unidades de la Policía Nacional.

Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta Narcodiario?

Apóyanos.