Desmantelan un narcobar en el que se distribuía cocaína en pleno centro de Irun

La encargada y un camarero del local dirigían la operativa criminal con apoyo de un ‘correo’ que transportaba la droga en un patinete eléctrico / Disponían de una caja de seguridad artesanal para evitar el robo de la mercancía
Compártelo

La Policía Nacional detuvo a tres personas como presuntas autoras de un delito contra la salud pública y otro de pertenencia a grupo criminal, al vender sustancias estupefacientes en un establecimiento de hostelería de la localidad de Irun (Euskadi, España).

La investigación se inició cuando los agentes de la Brigada Local de Policía Judicial de la citada villa de Gipuzkoa detectaron que en un bar de esta localidad se estaban distribuyendo drogas a los clientes. Tras las pesquisas oportunas, concluyeron que los responsables de esta ilícita actividad eran la encargada del establecimiento, cabecilla del grupo criminal, un camarero del mismo, y otro hombre que hacía las funciones de correo llevando droga a domicilio, para lo que usaba un patinete eléctrico.

Droga incautada / Policía

Además, conocieron que la droga con la que este grupo criminal comerciaba era cocaína y que para almacenar y ocultar las cantidades más grandes, utilizaban una caja de seguridad artesanal fabricada con acero inoxidable, cuya apertura se realizaba con llave con el fin de que nadie que no fuera el camarero o la encargada pudieran apropiarse de esta sustancia.

La caja de seguridad / Policía

Igualmente y gracias a las indagaciones practicadas por los investigadores, supieron que ocultaban las dosis ya listas para ser vendidas en diferentes puntos del local y que habían instalado cámaras de vídeo para proteger esta actividad.

Por todo ello, el pasado 16 de febrero se llevó a cabo un dispositivo de seguridad en el que participó, entre otras unidades, la Policía Local de Irun y la Unidad Especial de Guías Caninos de Bilbao, con un perro especializado en la búsqueda y localización de drogas, saldándose con la aprehensión de múltiples dosis de cocaína de medio gramo y un gramo ocultas por las diferentes estancias del local y con el hallazgo de otros dos envoltorios más grandes de esta droga escondidos en una caja fuerte artesanal. Todo ello hizo un total de 94,13 gramos de cocaína.

En este sentido, también se intervinieron diversos útiles y efectos destinados al almacenaje, manipulación, pesaje y confección de dosis, 465 euros en metálico y el patinete eléctrico utilizado por uno de los investigados para el transporte de la droga fuera del establecimiento.

El operativo / Policía
Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta Narcodiario?

Apóyanos.