Las narcolanchas ya montan cuatro motores ante el aumento de la presión en el Estrecho de Gibraltar

El Mar de Alborán sigue siendo una zona en la que las embarcaciones de los traficantes se mantienen en altamar a la espera de ser cargadas con hachís / Los delincuentes no temen a las fuerzas de seguridad
Compártelo

La clásica estampa de narcolanchas de doce metros de eslora y tres motores fueraborda ya no se impone entre los traficantes que operan en el Estrecho de Gibraltar. Las últimas acciones policiales tras el asesinato de Barbate y el aumento progresivo de la presión en el mar ha hecho que los narcotransportistas apuesten en gran medida por embarcaciones más potentes, de cuatro motores, lo que les concede más capacidad de huida en caso de necesidad.

Ejemplo claro de ello son las imágenes que muestra en su perfil de Twitter el conocido @niporwifi, que publica este viernes un vídeo con hasta seis embarcaciones clandestinas que aguardan su momento en el Mar de Alborán, entre Málaga y Marruecos, a la espera de recibir hachís, combustible o víveres, pues todas ellas se encuentran vacías, en situación de espera. Estas imágenes proceden del ferry ‘El Melillero’ que une la ciudad autónoma del Norte de África con la capital de la Costa del Sol. 

Estas imágenes son igualmente una muestra de las dificultades que tienen las fuerzas de seguridad para impedir las actividades de estos grupos, que siguen grabando sus peripecias sin importarles el riesgo que puedan correr, que, a tenor de sus actuaciones, debe ser mínimo para ellos.

Dos de las lanchas / @niporwifi
Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta Narcodiario?

Apóyanos.