Operación Peregrina: La ruta aérea de la cocaína entre Ecuador y España con logotipos de la NBA

Doce personas fueron detenidas cuando iban a hacerse cargo de la mercancía en Madrid / La organización estaba fuertemente armada para proteger sus negocios ilícitos / Se intervinieron 155.000 euros en efectivo
Compártelo

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización criminal presuntamente dedicada a introducir cocaína por vía aérea desde Ecuador. Hay doce detenidos en las provincias de Madrid, Menorca y Murcia, siete de los cuales han ingresado en prisión provisional, presuntamente relacionados con la red criminal dedicada a introducir el estupefaciente a través del aeropuerto madrileño en maletas de equipaje. En total se han intervenido 70 kilogramos de cocaína recién importada desde Ecuador, 155.000 euros en efectivo, tres armas de fuego, una pistola inmovilizadora eléctrica, equipos de telecomunicaciones y dispositivos de geolocalización. Los logotipos de la mercancía intervenida simulan el anagrama de la NBA, la liga de baloncesto de Estados Unidos.

La investigación se inició al detectarse la presencia en España de una organización, asentada en diversas provincias, entre ellas la de Pontevedra (de ahí que se bautizase ‘operación Peregrina’) que se encontraba perfectamente estructurada y jerarquizada, que contaba con el potencial económico necesario para poder realizar importaciones periódicas de cocaína.

Introducían la droga en maletas eludiendo los controles de equipajes

Estas importaciones se realizaban principalmente a través de maletas ocultas en vuelos desde los países productores de esta sustancia, eludiendo los controles rutinarios a los que los equipajes son sometidos tanto en origen como en destino. La investigación se inició en Menorca, donde residía uno de los principales organizadores de la importación de esta sustancia estupefaciente. Tras varias gestiones, los agentes comprobaron que mantenía numerosos contactos personales con otras personas residentes en diferentes ciudades como Vigo o Alicante.

Dinero incautado / Narcodiario

Estos contactos se producían siempre en Madrid, lugar al que acudían los integrantes de la organización para poder planificar la importación y posterior distribución del estupefaciente. Al frente de esta organización se encontraba una persona de nacionalidad española que contaba con un amplio potencial económico y con numerosos contactos para poder introducir de manera clandestina maletas que ocultaban el estupefaciente en los principales países productores.

El líder de la organización era el encargado de ponerse en contacto con las organizaciones criminales asentadas en Ecuador, con capacidad de introducir maletas de manera clandestina en el aeropuerto nacional, eludiendo los controles rutinarios para poder ser enviadas a España.

Así, para la recepción en el país, la red contaba con la colaboración de dos personas, una de ellas residente en Menorca y otra en Vigo, quienes debían orquestar la recepción de las maletas y su posterior distribución. En el momento de acudir en busca de las maletas, las cuales contenían 70 kilos de cocaína en su interior, los detenidos acudieron acompañados de otras personas las cuales pretendían dotar de seguridad tanto la recepción como la distribución. Acudieron a bordo de vehículos de alta gama donde pretendían cargar las maletas para poder trasladarlas a otros puntos de España y distribuir la sustancia estupefaciente.

Fruto de esta operación, los agentes consiguieron detener a doce personas – diez en Madrid, una en Murcia y otra en Menorca con la colaboración de la Guardia Civil-. Se intervinieron un total de 70 kilos de cocaína recién importada de Ecuador, 155.000 euros en efectivo, tres vehículos de alta gama, tres armas de fuego, una pistola inmovilizadora eléctrica, así como equipos de telecomunicaciones y dispositivos de geolocalización.

La cocaína / Narcodiario
Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta Narcodiario?

Apóyanos.