Intervienen el mayor alijo de ketamina de la historia en un cobertizo de Holanda

La legislación de Países Bajos apenas contempla una pena máxima de seis años de cárcel para el único detenido / El alijo, de unas dos toneladas, supera el anterior récord, 1.300 kilos incautados en Hong Kong
Compártelo

La Policía de Holanda confiscó un lote gigantesco de ketamina el jueves 4 de enero. Más de 2.000 kilos en forma de polvo blanco fueron encontrados en un cobertizo en la calle Googweg, en Muiderberg. Esta es la mayor cantidad de ketamina jamás encontrada en los Países Bajos y probablemente también a nivel mundial, superando las 1,3 toneladas intervenidas en Hong Kong en 2021.  Un hombre de 55 años de Naarden (Holanda) ha sido detenido.

Detalle de las cajas / Politie

La Policía recibió información anónima sobre un gran cargamento de estupefacientes que supuestamente se encontraba en el lugar de Googweg. Posteriormente se encontraron decenas de cajas llenas de ketamina en un cobertizo cerca de la casa. Se calcula que se trata de unos 2.000 kilos de estupefaciente, con un valor total en la calle de casi 55 millones de euros. También se encontraron varios kilos de otras drogas duras. La unidad de seguridad retiró los narcóticos de forma segura y los destruyó.

Un hombre de 55 años de Naarden estaba presente en la casa y fue arrestado. La policía está investigando su papel en este caso. Dos niños también estaban presentes en la casa en el momento de la redada y se creó una notificación de Seguridad en Casa para ellos.

El alijo estaba en cajas / Politie

La ketamina no está incluida en las listas I o II de la Ley del Opio, pero es un medicamento que no puede comercializarse ni poseerse en existencias comerciales sin registro. El comercio sin registro está penado en virtud de la Ley de Medicamentos, con una pena máxima de seis años de prisión. La ketamina se está convirtiendo en una droga de fiesta, pero es muy perjudicial para la salud pública. Además, el comercio suele ir acompañado de otras formas de delincuencia, como el blanqueo de dinero y la posesión de armas. La legislación holandesa marca condenas muy leves, lo que empuja a los delincuentes a continuar con el negocio dentro de sus fronteras.

 

Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta Narcodiario?

Apóyanos.