Extraditan a España a un narco albanés acusado de matar a un hombre en Galicia

El investigado fue detenido el día de Reyes en el condado inglés de Chesire / Un juzgado de Pontevedra le reclama por tráfico de drogas y otro por el homicidio de un joven marroquí en 2019
Compártelo

Agentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Pontevedra especializados en la investigación de homicidios lograron esclarecer la muerte violenta de un joven de nacionalidad marroquí que se produjo a la salida de un pub de Salceda de Caselas (Galicia, España) en el año 2019. El investigado es un varón de 30 años de nacionalidad albanesa que, además de por el citado crimen, estaba siendo buscado por el Juzgado de Cambados por su supuesta participación en delitos de narcotráfico y crimen organizado.

La detención se produjo a principios del presente mes de enero, tras una laboriosa investigación realizada por la Sección de Personas de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Pontevedra,
judicializada y tutelada por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de O Porriño.

Los hechos objeto de pesquisa se remontan a la madrugada del día 8 de junio de 2019, cuando, presuntamente, el detenido habría asestado una puñalada mortal al joven vecino de Salceda de Caselas a la salida de un local de copas tras una fuerte discusión. El homicida, que huyó del lugar a la carrera, se trata del citado varón de 30 años de edad y nacionalidad albanesa.

En esta operación, denominada Parchita, los investigadores contaron desde el principio con colaboración de distintos testigos que aportaron fotografías y vídeos tomados durante la noche del homicidio en los bares de copas de la localidad y calles adyacentes; gracias a ello, se obtuvo una imagen de un individuo que se podía relacionar con el autor de la agresión. De ese modo se descartó, además, la participación en lo sucedido de otro hombre que fue detenido por los mismos hechos en un primer momento, conocido en la zona como ‘El Alemán’. Con la fotografía obtenida, que mostraba un perfil parcial de un varón, se realizó una difusión a los medios de comunicación a finales del año 2020. La idea era obtener datos acerca del paradero del sospechoso.

Paralelamente, el Instituto Armado trabajó con multitud de datos que fueron minuciosamente procesados y analizados, y que resultarían fundamentales para la identificación del autor. También participaron especialistas del laboratorio de Criminalística de la Comandancia de Pontevedra obteniendo un perfil genético dubitado del investigado. Las citadas características fueron contrastadas en las bases de datos policiales, obteniendo así numerosos candidatos, todos ellos
con antecedentes, algunos relacionados con el tráfico de drogas y el crimen organizado, como era el caso del hombre que ha sido detenido.

Así, a principios del año 2022 se consiguió obtener un único sospechoso, confeccionando así unas diligencias dirigidas a la jueza Instructora de la causa, en las que se incluían varios informes técnicos. Para implementar las diligencias
policiales se incluyeron varios informes periciales, entre ellos uno de departamento de Identificación Facial en el que se comparaba el rostro de la fotografía difundida a la prensa en el año 2020 con la del individuo que los investigadores concluían como autor, y otro análisis realizado por el Grupo de Apoyo Técnico de la Unidad Central Operativa.

Como resultado, la jueza dictó una orden de búsqueda, captura e ingreso en prisión contra dicha persona, la cual ya contaba con otra paralela emitida por un Juzgado de Cambados por su implicación en narcotráfico. A partir de ese momento, se centran las investigaciones en localizar al individuo, pues se tenían noticias de que habría abandonado
el territorio nacional tras cometer el homicidio. Su pista apareció en diferentes países: Portugal, Francia, Italia, Albania, Grecia y, finalmente, Reino Unido, donde fue localizado.

Tras la exitosa investigación, el ahora detenido será puesto a disposición de los dos juzgados pontevedreses que le requieren, para someterse a los procesos penales que acabarán en la Audiencia Provincial de la ciudad del Lérez.

La cooperación entre las autoridades policiales y judiciales de los distintos países es esencial para resolver crímenes que cometen personas que, como la ahora detenida, tienen gran movilidad geográfica y pertenecen a una organización delictiva con poder económico. En el presente caso, la Guardia Civil trasladó la información a la jueza instructora, comunicándole que el sospechoso se encontraba en Reino Unido, por lo que procedió a la activación del procedimiento de extradición con dicho país.

El sospechoso / Guardia Civil

Paralelamente, los agentes investigaron su posible ubicación en Reino Unido, que fue trasladada a la Policía Inglesa vía Interpol. Finalmente, con los datos aportados, el sospechoso fue localizado y detenido el pasado 6 de enero en el Condado de Cheshire. Su traslado a España está previsto para este martes.

Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta Narcodiario?

Apóyanos.