El Ejército de Ecuador se encuentra piscinas y discotecas en la cárceles dominadas por el narco

El decreto del presidente considerando grupos terroristas a todos los clanes de la cocaína está causando estragos entre el crimen organizado / El control de las cárceles supone un paso esencial para las autoridades / Las detenciones y los decomisos de droga son constantes desde entonces
Compártelo

La situación de los centros penitenciarios en Ecuador es un fiel reflejo de lo que lleva sucediendo en el país desde hace años. Los lugares en los que teóricamente estaban privados de libertad los narcotraficantes estaban de facto controlados por ellos, disponiendo de toda clase de lujos y extorsionando al resto de internos comunes, con sobornos y coacciones al personal de las prisiones.

La declaración del Estado de Excepción que partió de los gravísimos disturbios que siguieron a la fuga de alias Fito, líder de Los Choneros, una de las bandas criminales que lidera el narcotráfico en el país, sirvió de mecha para iniciar todo un trabajo coordinado por parte de las Fuerzas Armadas, que, uno a uno, han ido retomando el control de los centros penitenciarios de todo el país, en especial los del entorno de Guayaquil.

En esos registros se han encontrado, además de con multitud de armas, drogas y teléfonos móviles, algo usual en cárceles de todo el mundo (aunque no en tanta cantidad), toda clase de lujos inesperados, tales como bebidas de alta graduación y alta gama, discotecas y hasta piscinas privadas construidas para el disfrute de algunos internos.

Hallando armas en una prisión / Ejército de Ecuador

Otros reclusos agradecieron la llegada del Ejército, pues estaban siendo sometidos a graves extorsiones y desigualdades por parte de quienes dominaban las prisiones, según destacaron las propias autoridades actuantes.

Águilas, ÁguilasKiller, Ak47, Caballeros Oscuros, ChoneKiller, Choneros, Covicheros, Cuartel de las Feas, Cubanos, Fatales, Gánster, Kater Piler, Lagartos, Latin Kings, Lobos, Los p.27, Los Tiburones, Mafia 18, Mafia Trébol, Patrones, R7 y Tiguerones. Esos son los 22 grandes grupos narcocriminales de Ecuador que, desde el pasado 10 de enero, se califican oficialmente también como grupos terroristas, según el decreto firmado por el presidente del país, Daniel Noboa. Y ellos son los que dominan todos los sectores delincuenciales que mantienen al país como el más violento de América Latina en la actualidad, con la exportación de cocaína como elemento pivotante por lo lucrativo de su negocio.

Detalle de una celda / Ejército de Ecuador

Las detenciones y los decomisos de droga son constantes en el país desde entonces, incluido el mayor alijo de cocaína de todos los tiempos, los 21.500 kilos intervenidos en una doble bodega subterránea ubicada en una presunta explotación porcina al Norte de Guayaquil, no lejos de la ciudad portuaria.

Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta Narcodiario?

Apóyanos.