Así fue la caída del pequeño de los Marset, hermano del jefe del Primer Cártel Uruguayo

Interpol atrapó al sospechoso en Brasil cuando visitaba a su esposa, a punto de dar a luz / Su organización está acusada de enviar toneladas de cocaína a Europa y de promover la muerte del fiscal Marcelo Pecci
Compártelo

Diego Nicolás Marset Alba, presunto capo de la droga y hermano del líder del cartel ‘Primer Cartel Uruguayo’, Sebastián Marset, uno de los narcos más buscados del mundo, fue arrestado en Brasil el martes. 26 de diciembre. como parte de una operación policial en la que participaron las Oficinas Centrales Nacionales (OCN) de Interpol en Brasilia, La Paz, Asunción y Montevideo.

Diego Marset, ciudadano uruguayo de 22 años, había estado evitando el arresto durante años utilizando múltiples identidades falsas de Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay. Se cree que es una figura central en el tráfico de drogas de América del Sur a Europa y también está vinculado a varios asesinatos de alto perfil. De hecho, a la red liderada por su hermano se le atribuye la autoría intelectual de la muerte de Marcelo Pecci, fiscal antidroga paraguayo asesinado durante su luna de miel en una playa colombiana.

Diego Marset fue objeto de una Notificación Roja de Interpol solicitada por Paraguay, que sirve como una solicitud a las autoridades de todo el mundo para localizar y arrestar a un sospechoso para su extradición. Casado con una mujer boliviana, el pequeño de los Marset se convirtió en el centro de esta operación regional estratégica cuando Interpol compartió información de que su esposa estaba a punto de dar a luz en Foz de Iguazú, Brasil. Previendo la posible visita de Marset a Brasil para el nacimiento, agentes de la Policía Federal de Brasil vigilaron la residencia de la esposa y arrestaron al fugitivo cuando llegó a su casa.

Valdecy Urquiza, directora de Cooperación Internacional de Brasil y vicepresidenta de Interpol para las Américas, afirmó: “Fueron las pistas cruciales proporcionadas por los países de la región a la comunidad policial global las que permitieron la captura de Diego Marset en Brasil. Es trabajando juntos de esta manera para garantizar que fugitivos peligrosos estén tras las rejas que la policía contribuye a la seguridad global. Este arresto no sólo hace del mundo un lugar más seguro, sino que también demuestra la determinación y el compromiso de América del Sur de desmantelar las redes criminales globales para la seguridad global”.

Para las autoridades de Asunción, esta detención forma parte de la Operación A Ultranza PY, una de las operaciones más extensas de Paraguay contra el crimen organizado y el lavado de dinero y que involucra más de 100 allanamientos, 30 órdenes de aprehensión y la incautación de activos por valor de más de 100 millones de dólares.

Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta Narcodiario?

Apóyanos.