Palizas y humillaciones a mujeres obligadas a prostituirse en España y Rumanía

Las autoridades liberaron a 14 víctimas de trata de seres humanos sometidas a vejaciones / Les rapaban la cabeza o les obligaban a salir desnudas al balcón en invierno si no obtenían los beneficios que les requerían / Tres de los detenidos ya están en prisión
Compártelo

Agentes de la Policía Nacional, en una operación conjunta con agentes de la policía de Rumanía, han liberado a 14 víctimas de explotación sexual que recibían crueles palizas y humillaciones. Han sido detenidas nueve personas en Valencia integrantes de una organización criminal. La operación se enmarca en el contexto del equipo conjunto de investigación (ECI) entre España y Rumanía y ha sido coordinada por Europol bajo las directrices de Eurojust. El entramado sometía a las mujeres a palizas brutales y humillaciones. Si no conseguían el dinero que les exigían, les rapaban la cabeza y les hacían dormir en el suelo o sacándolas al balcón desnudas en invierno. Los miembros de la organización compraban bienes inmuebles y vehículos de alta gama para blanquear los beneficios que obtenían de la explotación de sus víctimas.

Las sacaban al balcón desnudas

La organización criminal captaba a sus víctimas a través del método ‘Lover Boy’. Este procedimiento utiliza las relaciones de amistad o familiares, algunas veces por residir en el mismo marco geográfico, o creándose un perfil a través de redes sociales o en aplicaciones de citas con el que muestran interés por alguna mujer.

Los implicados aprovechaban el estado de necesidad de las víctimas y las obligaban a prostituirse en vía pública. Las mujeres estaban sometidas a condiciones abusivas, palizas brutales y humillaciones. Además, si no conseguían el dinero que les exigían, entre 300 y 400 euros al día, les rapaban la cabeza y eran obligadas a dormir en el suelo, debajo de la cama del proxeneta, o las obligaban a salir desnudas al balcón en pleno invierno. Eran obligadas a mantener relaciones sexuales incluso durante su período de regla y se pudo averiguar que eran agredidas físicamente mediante latigazos con cables de teléfono.

Investigación policial

Los implicados compraban bienes inmuebles y vehículos de alta gama para blanquear los beneficios que obtenían de la explotación de sus víctimas. Este dinero se enviaba a Rumanía por transferencia a través de bancos o agencias. Durante el operativo, coordinado por Europol, han cooperado la Agregaduría de Interior de la Embajada de España en Rumanía, así como la Policía Nacional de Rumanía y además han colaborado las ONG Operation Underground Railroad y Amar Dragoste.

La investigación culmina con la liberación de 14 víctimas de explotación sexual en España y Rumanía, dos en la localidad de Alzira en Valencia, y con la detención de nueve personas –ocho en Alzira y una en Valencia-, tres de ellas han ingresado en prisión, por los delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual y matrimonio forzado, relativos a la prostitución, pertenencia a organización criminal, amenazas y hurto. Se han realizado dos entradas y registros en la localidad de Alzira y cuatro en Turnu Mugurele – Teleorman (Rumanía) en los que se han intervenido 3.600 euros en efectivo, un vehículo, cuatro armas blancas, joyas, seis teléfonos móviles y documentación relacionada con la investigación.

Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta Narcodiario?

Apóyanos.