El jefe de los jueces y el exdirector antidroga de Ecuador, detenidos por corrupción y narcotráfico

La operación Metástasis busca limpiar “una estructura criminal incrustada en el Estado y vinculada directamente al narcotráfico” / La Fiscalía espera una “respuesta violenta” por parte del crimen organizado / Es la mayor operación contra la delincuencia de la historia del país
Compártelo

En coordinación entre la Fiscalía General del Estado y la Policía Nacional tuvo lugar a lo largo de este jueves, 14 de diciembre, el operativo contra la corrupción más importante de la historia de Ecuador, desarrollado en distintos puntos del país.  Más de 75 registros y más de 30 investigados, 29 de ellos detenidos, entre los que destacan la máxima autoridad judicial del país, Wilmar Terán, y el que hasta hace escasas fechas era el Director Antinarcóticos, Pablo Ramírez, es el saldo provisional de un trabajo de unas 900 personas desplegadas en todo el país contra la delincuencia organizada. “A raíz de la investigación de la muerte de Leandro Norero se consiguieron acumular indicios sobre una estructura incrustada en todos los niveles del Estado y vinculada directamente al narcotráfico”. Así lo indicó Diana Salazar en nombre de la Fiscalía, cuyas estructuras también se han tambaleado por la corrupción del dinero de la cocaína. 

Sobre el germen de la investigación, hay que recurrir a la historia para contar que Leandro Norero, alias El Patrón, ya estaba siendo investigado desde 2014 por participar en importantes actividades de narcotráfico, con intereses en países limítrofes como Perú. En el año 2020, sus abogados realizaron una maniobra similar a la que ejecutó Sergio Roberto de Carvalho, alias Paul Wouter, el narco brasileño que fingió su muerte en España, para eludir su responsabilidad. En su caso consiguió falsear una muerte por covid para volver a Ecuador y seguir con su negocio, hasta que en mayo de 2022 sería detenido en un amplio operativo. Acusado de lavado de activos, falleció asesinado en la prisión donde se encontraba recluido. Y precisamente de la investigación de esa muerte y sus presuntos vínculos con las estructuras de poder en todos los ámbitos parte el actual caso que hace tambalearse a todo el país.

El caso Metástasis evidencia “la profunda descomposición estructural que campea en el país”, según detalla la Fiscalía General de Estado ecuatoriano. El exjuez de la Corte Nacional de Justicia, Wilmar Terán, ahora presidente del Consejo de la Judicatura y que ya quiso negar los cargos que se le atribuyen a través de sus redes sociales, es el detenido más relevante, pero también un exfuncionario de la Corte Nacional de Justicia, ahora Director Provincial de Justicia, diversos funcionarios más de cortes provinciales y del Consejo de la Judicatura de Guayas, Cotopaxi, Santo Domingo de los Tsáchilas y Manabí, de la Fiscalía de Guayas y Santo Domingo de Tsáchilas, y de la Policía Nacional, incluido Pablo Ramírez, un exgeneral y anterior director Antinarcóticos que concedió a una entrevista a Narcodiario hace escasos meses, abogados en libre ejercicio y líderes de la estructura criminal. El exjuez penal de Guayas Ronald Guerrero Cruz y hasta ocho policías más, la mayoría antinarcóticos, también se hallan entre los detenidos.

El juez Terán y el general Ramírez / Narcodiario

Los investigados disponían de fondos recibidos de las actividades de narcotráfico (en especial, de cocaína) y a su vez tejían una red con otros “funcionarios corruptos que llevaban sus procesos para obtener ventajas indebidas en un sistema consumido por el cáncer de la corrupción”, añade la Fiscalía.

El narco fallecido Norero / Policía de Ecuador

Ecuador se ha convertido en la nueva Colombia y Guayaquil en el Medellín de los años 80, inundado por mafias de la cocaína que lo dominan todo, con crímenes como los asesinatos del candidato presidencial Villavicencio o el alcalde de Manta, manifiestamente en contra del narcotráfico. Ejemplos claros de ello son también los dos mayores alijos de esa droga incautados este año no solo en España, sino en todo el mundo, los 9.500 kilos intervenidos en Algeciras en agosto y los recientes 7.500 incautados en Galicia, ambos con origen en ese país de América Latina.

El caso Metástasis es una clara radiografía de cómo el narcotráfico ha tomado las estructuras del Estado para, a través del dinero ilícito, operar desde instancias judiciales y políticas y lograr impunidad en algunos casos.

Dinero incautado / Fiscalía

“Llegar a desvelar esta estructura significa un trabajo inmenso y un riesgo aún mayor, no solo para quienes participamos en los allanamientos, sino para quienes continuamos cumpliendo con nuestras funciones sin dejarnos absorber por las estructuras delincuenciales y su dinero”, repite la Fiscalía. “No han podido captar a todos los funcionarios. Existe esperanza, y de nosotros depende continuar con esta depuración”, complementa la fiscal Salazar.

Exjuez Guerrero detenido / Fiscalía

“Por estas y otras razones les resultamos incómodos a los delincuentes y prófugos. Hoy, el término narcopolítica en Ecuador ha sido evidenciado, y no es lejano, porque se puede ver cómo las estructuras delincuenciales han permeado las instituciones para alcanzar sus objetivos y con seguridad, la respuesta a este operativo será una escalada violenta”, concluye la Fiscalía, que añade que “para anticiparse a ello, la Fiscalía ha conversado con el Ejecutivo, como eje preventivo para que el país esté preparado y no se permita extorsión por parte de estos grupos criminales”.

Uno de los registros / Fiscalía
Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta Narcodiario?

Apóyanos.