El Estado arrebata lujosas mansiones en manos de testaferros de dos grandes capos

Los testaferros de alias Tánatos disponían de bienes valorados en unos 12 millones de euros / El narco, ya extraditado, era enlace directo con el cártel de Sinaloa
Compártelo

La Dirección de Investigación Criminal e Interpol (Dijin) de la Policía de Colombia, en coordinación con la Fiscalía General de la Nación, materializó medidas cautelares de embargo, secuestro y suspensión del poder dispositivo de 263 bienes muebles e inmuebles, que presuntamente pertenecen a dos grandes organizaciones criminales dedicadas al tráfico de estupefacientes a gran escala.

Los cabecillas de ambas redes delictivas fueron detenidos y extraditados a Estados Unidos por enviar alijos hacia Centroamérica para su tránsito hacia distintos países. Los lujosos bienes, pues, pasarán a manos del Estado.

Uno de los bienes / Dijin

En la primera operación realizada en la ciudad de Cali, Jamundí y Bolívar (Valle del Cauca), Popayán (Cauca), Pasto (Nariño) y Sopó (Cundinamarca), se ocuparon 27 bienes, evaluados comercialmente en más de 66.000 millones de pesos, afectando las finanzas criminales de Jesús Hugo Verdugo Chaves, alias Tánatos, criminal que sería un enlace directo entre los productores de cocaína en Colombia y el cártel de Sinaloa hasta el momento de su detención en enero de 2020.

Interior de una vivienda / Dijin

Sus familiares y allegados eran testaferros y mantenían bienes muy valiosos sin poder justificar su procedencia, lo que llevó a los investigadores a desarrollar la acción policial de embargo.

Edificio intervenido / Dijin

En paralelo, en una segunda operación, se atacaron las finanzas criminales de Osvaldo Linares Niño, también extraditado, incautando bienes evaluados en más de 10.000 millones de pesos. Enviaría cocaína y heroína a Estados Unidos, según los investigadores.

Bien embargado / Dijin

Entre los bienes afectados se encuentran 14 fincas, un edificio, cinco casas, cinco apartamentos, cuatro aparcamientos, nueve lotes, una sociedad comercial, tres establecimientos de comercio, siete vehículos y 214 semovientes, que fueron dejados a disposición de la Sociedad de Activos Especiales (SAE). En total, el valor de los bienes incautados superaría, al cambio, los 16 millones de euros, una cifra elevadísima teniendo en cuenta la economía colombiana.

Una de las mansiones / Dijin
Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta Narcodiario?

Apóyanos.