Duras condenas para cuatro traficantes que llevaban cocaína de Holanda a las Islas Británicas

El juez les impone penas que suman 53 años de cárcel, 18 de ellos solo para el cabecilla / Transportaban la sustancia en ferry y por carretera a los puntos de destino
Compártelo

Cuatro hombres que traficaban con drogas desde los Países Bajos al Reino Unido e Irlanda han sido condenados a un total de más de 53 años de prisión tras una investigación de la Agencia Nacional contra el Crimen (NCA, por sus siglas en inglés).

Anthony Terry, de 49 años, de Wolverhampton, era el jefe del grupo del crimen organizado y orquestó una importación de 1,6 millones de libras esterlinas de cocaína desde los Países Bajos a Inglaterra, y luego a través del ferry hasta Irlanda del Norte.

Los agentes de la NCA incautaron las drogas, que estaban escondidas en tanques de combustible transportados dentro de una camioneta, cuando llegó al puerto de Belfast en febrero de 2021. Al mismo tiempo, Terry estaba bajo vigilancia en Wolverhampton y fue arrestado ese mismo día.

Terry trabajaba con Michael Collis, de 63 años, también de Wolverhampton, quien actuaba como su conductor recogiendo la droga en Holanda. Otros dos conductores, Joshpal Singh Kothiria, de 34 años, de Wolverhampton, y Mohammed Omar Khan, de 39 años, de Birmingham, fueron utilizados para suministrar drogas a clientes en el Reino Unido o exportarlas a la República de Irlanda.

El grupo utilizó el servicio de mensajería cifrada Encrochat para comunicarse y la NCA pudo identificar otras ocasiones en 2020 en las que Terry había traficado con drogas y dinero en efectivo para otros grupos del crimen organizado.

Terry ordenó a Collis que viajara a los Países Bajos el 6 de abril de 2020 y recogió 17,5 kilos de cocaína. A partir de ahí, la droga se repartía y, mientras Khan hacía entregas a Luton y Slough, Collis viajaba a la República de Irlanda para entregar la cantidad restante en el condado de Wicklow.

Al mismo tiempo, Terry envió a Kothiria al este de Londres para recoger 10 kilos de cannabis y una máquina envasadora al vacío. Kothiria los trajo a West Midlands, donde se empaquetaba el cannabis antes de llevarlo al condado de Leitrim, en la República de Irlanda. Un par de semanas más tarde, Collis recogió 18 kilos de cocaína en los Países Bajos y entregó 10 kilos a traficantes en el Reino Unido antes de llevar el resto a Irlanda.

El último tráfico de drogas desvelado tras la caída de Encrochat ocurrió entre el 26 de mayo y el 3 de junio de 2020, donde Terry habló sobre una entrega de cannabis. Kothiria fue enviada a recoger la carga de Leicestershire y llevarla a la República de Irlanda.

Las drogas fueron transportadas a Irlanda del Norte en ferry antes de atravesar todo el país para ser dejadas en Irlanda. Los agentes de la NCA trabajaron estrechamente con el Servicio de Policía de Irlanda del Norte y An Garda Síochána en la República para rastrear los movimientos de Kothiria.

Más tarde, en junio de 2020, la Operación Venetic de la NCA supuso el desmantelamiento de la plataforma Encrochat. Sin embargo, Terry y Collis continuaron con su criminalidad y los investigadores de la NCA establecieron que Collis había viajado nuevamente al Hoek van Holland en julio y septiembre de 2020 antes de regresar a Inglaterra y viajar a Belfast. Luego distribuyó las drogas en Limerick, en la República de Irlanda.

Sustancia intervenida / NCA

Terry y Collis se declararon culpables de delitos de tráfico de drogas en abril. Kothiria y Khan fueron condenados en mayo tras un juicio en el Tribunal de la Corona de Wolverhampton. Fueron sentenciados hoy en el mismo tribunal. Terry ya cumplía una condena de 18 años en relación con la cocaína incautada en Belfast en febrero de 2021.

El comandante de la sucursal de la NCA, Mick Pope, dijo: “Estos criminales estaban decididos a traficar con drogas al Reino Unido y luego a la República de Irlanda. No les importaba la geografía de sus crímenes cuando buscaban pura ganancia. Usaron las redes de carreteras y transbordadores para llevar sus drogas a través del Mar de Irlanda, con la esperanza de evitar ser detectados aprovechando la zona de viaje común y la frontera entre Irlanda del Norte y la República”.

Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta Narcodiario?

Apóyanos.