Dos marroquíes, un búlgaro y un italiano con 3.600 kilos de hachís en el Atlántico

Policía Nacional y Vigilancia Aduanera apresaron un velero cargado de droga en aguas próximas a las Islas Canarias / Los investigados ya están en Las Palmas
Compártelo

Una operación conjunta de la Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera y el Cuerpo Nacional de Policía sirvió para la caída de una nueva embarcación llena hasta los topes de sustancia estupefaciente en aguas del océano Atlántico próximas a las Islas Canarias. Cuatro personas fueron detenidas en posesión de un alijo de unos 3.600 kilos de hachís en fardos de arpillera procedentes de Marruecos y que ya han llegado al puerto de Las Palmas de Gran Canaria.

La embarcación Petrel, santo y seña de Vigilancia Aduanera, se encargó del apresamiento en coordinación con la Udyco Central de la Policía, que manejaba la información sobre la organización que había recogido el hachís en tierras africanas y pretendía transportarlo de forma clandestina. Se sospecha de un negocio conjunto entre ciudadanos africanos y europeos y, en concreto, entre marroquíes (dos de los detenidos procedente del país productor) e italianos (el tercer tripulante era trasalpino). El cuarto detenido, un ciudadano búlgaro, estaría al servicio de los anteriores para aportar seguridad.

El cargamento, presentado en gran cantidad de fardos ocultos en el navío, llegó a las Islas Canarias este jueves, varias jornadas después de ser abordado en altamar. Esta zona cercana a las costas del Norte de África es una de las más utilizadas para los negocios del narcotráfico, más aún por la gran presencia de mafias internacionales en Tenerife y Gran Canaria.

La droga incautada / Narcodiario
Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta Narcodiario?

Apóyanos.