Detienen al patrón del ‘Nuevo Furuno’ que llegó a Galicia con 1.400 kilos de cocaína

El capitán del pesquero decidió dejar atrás la droga al tocar tierra para escaparse en agosto pasado / La Policía Nacional le localizó en Boiro, donde se ocultaba desde entonces / El juez ha dictado su ingreso en prisión
Compártelo

Efectivo de la Udyco Central de la sección Greco Galicia de la Policía Nacional en colaboración con agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera detuvieron este jueves a Luis Alfredo Y.M., alias Lucho, individuo que, según los investigadores, estaba a los mandos del Nuevo Furuno, pesquero que llegó a Galicia (España) el verano pasado alcanzando puerto con 1.400 kilos de cocaína.

El investigado, originario de la cara Norte de la ría de Arousa, se ocultó en Boiro, su zona de confort, donde se mantuvo agazapado hasta que fue localizado por los miembros de la unidad policial con base en la Comisaría Provincial de Pontevedra. Su detención se produjo sin oponer resistencia y este viernes ya ha sido puesto a disposición judicial en Corcubión, tribunal competente de los hechos, dado que el barco fue localizado en el entorno de Camariñas, en la Costa da Morte. El juzgado decretó su ingreso en prisión de forma incondicional.

La cocaína / Narcodiario

Una laboriosa investigación sirvió el 10 de agosto pasado para interceptar al barco pesquero con el alijo de 1.400 kilos de cocaína, un hecho que fue histórico, pues pocas veces se había visto tal hallazgo ya en puerto. Con el apoyo de Vigilancia Aduanera, los integrantes de la Brigada Central de Estupefacientes detuvieron en aquel momento a uno de los tripulantes. Otros dos, patrón incluido, consiguieron escaparse.

La Policía tenía establecido un cordón de seguridad en distintos enclaves portuarios de las rías de Arousa (zona originaria de la organización responsable del alijo), Muros y Noia y A Costa da Morte, al Noroeste de España. Los narcos se mantuvieron a la espera durante algún tiempo, pero la presión del Servicio de Vigilancia Aduanera en el mar les obligó a dirigirse a tierra para intentar escapar, dejando atrás la mercancía ilícita.

El hallazgo del alijo estaba directamente relacionado con el del pesquero Sophie, barco que acabó en el fondo del mar al Oeste de Cabo Verde pocos días antes y cuya caída desembocó en 26 detenidos, muchos de ellos en la comarca pontevedresa de O Salnés. El MAOC-N, la DEA y las autoridades británicas, que participaron junto a la Policía en ambos operativos, así lo acreditan por su información de inteligencia, señalando que ambos cargamentos procedían de una misma organización y probablemente también de una misma nodriza. Los fardos de cocaína aparecieron atados con malla y fueron incautados los GPS que se utilizan para su geolocalización, siguiendo un sistema clásico que se lleva utilizando desde hace décadas tanto en Europa como en América.

El barco con la droga / Narcodiario

Es por ello que la detención del patrón podría no ser el último movimiento previsto en la presente investigación, que podría derivar en nuevas actuaciones en el futuro.

Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta Narcodiario?

Apóyanos.