Descubren cuatro kilos de cocaína que llegaron a Varese en un avión dentro de una cacerola

El escondrijo estaba bajo el piso de la tartera y para acceder al mismo había que cortarla / La droga llegó al aeropuerto europeo procedente de Ecuador / La receptora de la sustancia ingresó en prisión
Compártelo

Los financieros de la Comandancia Provincial de la Guardia di Finanza de Varese (Italia), durante una operación destinada a luchar contra el tráfico internacional de drogas, detuvieron, en flagrante delito, a una ciudadana italiana por haber importado cuatro kilos brutos de cocaína, sabiamente escondidos en el doble fondo de una cacerola de cocina.

El envío, que llegó a la zona del Aeropuerto de Malpensa procedente de Ecuador, fue interceptado por la Fiamme Gialle del Grupo Malpensa. En la fase posterior al análisis de riesgos, los financieros inspeccionaron un paquete que contenía un conjunto aparentemente inesperado de tarteras de cocina. Sin embargo, la perspicacia investigadora y la experiencia de los soldados les permitió observar entre las numerosas cacerolas visualmente perfectas una más pesada que las demás y en la que se había creado un doble fondo perfecto entre la parte de cocción y las paredes de la tartera, que contenía la cocaína.

Con la autorización judicial, los Financieros llevaron a cabo operaciones encaminadas a obtener más pruebas y elementos fácticos útiles para identificar a los responsables del tráfico de drogas e identificar al verdadero destinatario del cargamento, que fue entregado a Cupra Marittima. La flagrante intervención resultante permitió a la policía económico-financiera incautar el cargamento y detener al importador.

Durante la operación de flagrante crimen, los financieros registraron la casa de la mujer detenida y también encontraron hachís, una báscula de precisión y dos teléfonos móviles que fueron incautados como elementos relacionados con el delito y sometidos a examen por parte de los financieros cualificados en informática forense y análisis de datos.

El juez de instrucción de Fermo validó la flagrante detención practicada por la Fiamme Gialle, ordenando además la medida cautelar de prisión dada la reconocida gravedad de la conducta, dado que la mujer organizaba el negocio desde su domicilio. Para evaluar el alto riesgo de reincidencia fueron cruciales especialmente las discrepancias en las declaraciones de la sospechosa, que parecían completamente improbables teniendo en cuenta su profesionalidad al actuar no sólo en la recepción de envíos sino también en la organización junto con otros sujetos.

Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta Narcodiario?

Apóyanos.