Un fugitivo oculto en una vivienda de Madrid desde 2019 vivía de la producción de marihuana

Con más de 50 detenciones y seis reclamaciones judiciales, fue arrestado por la Policía Nacional / Disponía de un entorno familiar cerrado para protegerse / Tenía una habitación preparada para cultivar las plantas
Compártelo

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Madrid a un fugitivo buscado desde 2019 por robos con violencia, con fuerza y quebrantamientos de condena. El prófugo contaba con hasta 50 detenciones y estaba requerido por seis juzgados de diferentes puntos del territorio nacional. Además, contaba con una extensa red de vínculos familiares en un entorno cerrado, de difícil acceso policial, que facilitaba su ocultación.

El detenido es un hombre con gran habilidad para eludir la acción policial, que en varias ocasiones se había logrado escapar de los agentes introduciéndose en domicilios de familiares y amigos. El fugitivo contaba con una extensa red de vínculos familiares en un entorno cerrado, de difícil acceso policial, que facilitaba su ocultación.

La investigación para su localización comenzó hace unas semanas cuando los agentes averiguaron que había un fugitivo en el distrito Usera-Villaverde que tenía múltiples reclamaciones judiciales por robos con violencia, con fuerza y quebrantamientos de condena y al que no se conseguía detener debido a la red que su entorno formaba para encubrirlo.

Realizadas gestiones sobre el posible domicilio del prófugo se observó que el reclamado no salía en ningún momento al exterior, por lo que los investigadores iniciaron vigilancias para ver si en algún momento se asomaba a alguna ventana o balcón y conseguían probar que estuviese en dicha vivienda. Tras varias jornadas de trabajo de observación se pudo observar al hombre asomándose a la ventana del piso.

En ese momento solicitan un mandamiento de entrada y se solicita apoyo de Unidades de Intervención Policial debido a la elevada conflictividad de la zona. Una vez en el interior de la vivienda se encuentran al hombre oculto en la habitación de la niña, bajo una cama y cubierto por mantas.

Además, se localizó una habitación acondicionada para cultivo de marihuana con maquinaria al efecto y aislamiento térmico, que el fugitivo manifestó que ya había vendido todo para mantenerse. Tras la detención, los agentes salieron rápidamente con el hombre de la zona ya que se estaban iniciando disturbios, tanto en el exterior como por parte del vecindario increpando desde las ventanas.

Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta Narcodiario?

Apóyanos.