Un gran velero de doble mástil llegó a Australia con 247 kilos de cocaína entre el casco

Dos personas fueron detenidas tras viajar a Townsville con la intención de recuperar la mercancía / La droga estaba muy bien oculta y solo fue hallada después de que el barco se trasladase a tierra
Compártelo

La Policía Federal de Australia (AFP) acusó a dos hombres de importar una gran cantidad comercial de cocaína como parte de una investigación sobre 247 kilos de cocaína incautados de un yate amarrado en Townsville. Los hombres, ambos de Griffith y de 55 y 44 años, fueron arrestados en su apartamento el jueves, 20 de julio de 2023.

La policía alega que uno de los hombres arrojó una mochila que contenía 290.000 dólares en efectivo en una bolsa sellada al vacío desde el balcón del apartamento cuando la AFP llamó a la puerta principal y anunció que tenía una orden de allanamiento. Se considera que el efectivo es producto del delito.

Detalle de la droga / AFP

La investigación contempla que los hombres viajaron a Townsville desde Canberra en mayo para recuperar una cantidad comercial de cocaína que estaba escondida dentro del casco del yate. El yate llegó a Townsville en abril después de navegar desde Vanuatu, isla oceánica ubicada al Noreste de Australia. Después de una búsqueda exhaustiva de la embarcación en el agua a su llegada sin hallar nada, los oficiales aún creían que la embarcación representaba una amenaza y la mantuvieron restringida en puerto durante 90 días mientras continuaban las investigaciones.

Detalle del ocultamiento / AFP

Una vez fuera del agua, la Fuerza Fronteriza Australiana (ABF) y los agentes de la Policía Federal Australiana encontraron anomalías menores en el casco de la embarcación. Usando una variedad de herramientas mecánicas, los oficiales de ABF y AFP sacaron 247 kg de cocaína escondidos en secciones cerradas. Las investigaciones sobre la droga incautada están en curso.

El barco, en puerto / AFP

Ambos hombres comparecieron ante el Tribunal de Magistrados de ACT el viernes (21 de julio) antes de ser extraditados a Brisbane el sábado (22 de julio). El hombre de Griffith, de 55 años, compareció ante el Tribunal de Magistrados de Brisbane este lunes, acusado de importar una cantidad comercial de droga controlada en la frontera, comerciar con el producto del delito. La pena máxima por estos delitos es cadena perpetua.

La cocaína / AFP
Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta Narcodiario?

Apóyanos.