Caen en Mallorca y Málaga dos destacados miembros del clan irlandés de los Kinahan

Byrne salió de su refugio dorado de Dubái para un viaje familiar a España cuando fue descubierto por la Policía Nacional / Se les acusa de proveer de armas anti-huellas dactilares a grandes grupos criminales a nivel internacional / Kavanagh cayó en la Costa del Sol cuando volaba de Dubái a Turquía
Compártelo

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Mallorca a Liam Byrne, de 42 años, un peligroso fugitivo irlandés miembro del clan Kinahan, objetivo prioritario de la NCA –National Crime Agency- de Reino Unido, por liderar una organización criminal que se dedicaba al tráfico de armas de fuego en el país británico. En paralelo, los mismos cuerpos arrestaron a Jack Kavanagh, de 22, integrante de la misma red

El fugitivo lideraba una organización de tráfico de armas con la que se dedicaba a comprar numerosas pistolas y subfusiles para luego venderlas a otras organizaciones. Muchas de estas armas de fuego las compraba específicamente con sistemas que no dejaran marcadas huellas dactilares para poder cometer crímenes dificultando el trabajo de la policía.

Tal era la magnitud de esta organización que llegó a recibir un pedido de otra organización de 14 armas de fuego en una sola tanda. Durante la investigación de la NCA en Reino Unido e Irlanda del Norte, se detuvo a varios miembros de la organización a la que pertenece el arrestado por estos delitos y por tráfico de drogas, llegando a encontrar en un zulo escondido numerosas armas cortas, subfusiles y gran cantidad de munición.

Una vez concluida la investigación de la NCA y se reunieron todas las pruebas necesarias contra el fugitivo, este huyó a Dubai, donde continuó llevando su alto estilo de vida y operando en la organización desde la distancia. Tras una larga investigación, la NCA pudo descubrir que el fugitivo había viajado recientemente a Mallorca para reunirse en secreto con su familia, por lo que los agentes británicos se pusieron en contacto con la Sección de Fugitivos de la Policía Nacional para requerir indagaciones sobre su paradero.

Ante el perfil criminal del reclamado, su peligrosidad y la posibilidad de que este pudiera hacerse con armas de fuego se inició una investigación que tras varios pesquisas, permitió a los agentes localizar un vehículo que podía estar utilizando el fugitivo. Tras centrar la búsqueda en la zona, se consiguió localizar al prófugo y, tras organizar el operativo, se consiguió su detención.

Jack Kavanagh, de Tamworth, Staffordshire, por su parte, fue arrestado por agentes de la Policía Nacional española el pasado martes (30 de mayo) en el aeropuerto de Málaga mientras transitaba de Dubái a Turquía.

Uno de los detenidos / NCA

Kay Mellor, directora regional de investigaciones de la Agencia Nacional del Crimen, dijo: “Esta investigación es parte del trabajo en curso de la NCA contra el grupo criminal Kinahan. Liam Byrne y Jack Kavanagh han estado evadiendo la justicia durante varios años, pero ahora han sido arrestados en relación con delitos graves con armas de fuego”.

“Tenemos una excelente relación con la Policía Nacional Española y continuaremos trabajando en estrecha colaboración con nuestros socios internacionales para garantizar que aquellos que creen que pueden pasar desapercibidos no tengan dónde esconderse”.

Compártelo

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta Narcodiario?

Apóyanos.