Así fue la operación para atrapar a Ovidio Guzmán y proteger a Culiacán

El capo se identificó con la esperanza de que los militares le dejasen libre para evitar represalias / Los narcos se atrincheraron en viviendas antes de ser detenidos / México ha desplegado en la reguña 5.000 de sus mejores soldados para asegurar Sinaloa
Compártelo

Integrantes del Gabinete de Seguridad del Gobierno de México ofrecieron este viernes, durante una conferencia de prensa llevada a cabo esta fecha en el Palacio Nacional, encabezada por Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México y Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas, en presencia del General Luis Cresencio Sandoval González, Secretario de la Defensa Nacional, dio a conocer todas las acciones realizadas en Sinaloa con motivo de la detención de Ovidio Guzmán, hijo de El Chapo, que se desarrolló el 5 de enero del presente año, en la localidad de Jesús María, municipio de Culiacán.

Durante su participación, el titular del Ejecutivo Federal indicó que el área de inteligencia de la Secretaría de la Defensa Nacional de manera permanente en coordinación con las del Gabinete de Seguridad, realiza actividades de inteligencia estratégica, operacional y táctica sobre blancos prioritarios que son generadores de violencia y representan una amenaza para la sociedad y para el Estado mexicano.

Ovidio Guzmán / Sedena

Desde hace seis meses se detectaron las áreas de influencia, donde Ovidio realizaba sus actividades ilícitas relacionadas con el tráfico de metanfetaminas y fentanilo. Derivado de lo anterior, se intensificaron los reconocimientos y presencia de tropas en el norte y noreste de la ciudad de Culiacán, identificada como área de operaciones; cabe resaltar que durante la presente administración se han asegurado 178.122 kilogramos de metanfetaminas, 6.096 kilogramos de fentanilo y 1.223 laboratorios.

Con el objeto de cumplir la misión principal al menor costo de pérdida de vidas humanas, la 9/a. Zona Militar (Culiacán, Sinaloa), mantiene coordinación interinstitucional con los tres órdenes de gobierno, contemplando planes operativos para responder a posibles contingencias derivadas de las acciones de los grupos criminales, intensificando el adiestramiento, dotando a las tropas de mayores medios, previendo fuerzas de reacción terrestres y aéreas, rápidas, flexibles y versátiles; asimismo, reforzando la seguridad en las instalaciones militares y actualizando los planes de defensa.

En la madrugada del 5 de enero de 2023, a 45 kilómetros al norte de la ciudad de Culiacán, se desplegó una patrulla de la Guardia Nacional en la localidad de Jesús María, para realizar labores de vigilancia y prevención del orden, detectando 6 vehículos sospechosos con apariencia de blindados. Bajo este escenario, la Guardia Nacional, que tenía como apoyo inmediato al Ejército Mexicano, intentó persuadir a las personas para que descendieran de sus vehículos y fueran objeto de una revisión, pero hicieron caso omiso a las autoridades federales, dando inicio a una agresión armada para emprender la huida; el personal militar puso en ejecución el Plan de Contingencia.

Ante la amenaza real y actual que ponía en peligro sus vidas, derivada de la agresión recibida, el personal del Ejército Mexicano y Guardia Nacional repelió la agresión conforme a lo establecido en la Ley Nacional del Uso de la Fuerza; los agresores ingresaron a viviendas, donde continuaron la agresión. Derivado de lo anterior, el personal del Ejército Mexicano y Guardia Nacional detuvieron a 18 personas armadas, de las cuales uno de ellos dijo ser Ovidio Guzmán, alias Ratón, con la posible intención de ser puesto en libertad.

Con motivo de los hechos, células criminales se agruparon con la intención de rescatar a alias Ratón, arremetiendo contra el personal militar que se encontraba en el lugar, suceso en el que 7 militares perdieron la vida en el cumplimiento del deber y 9 más se encuentran heridos.

A consecuencia del uso de ametralladoras por parte de los agresores, fue necesario el empleo de fuego desde una aeronave de la F.A.M., a efecto de garantizar la seguridad de la ciudadanía y disuadir a los presuntos delincuentes.

Simultáneamente, células del grupo criminal realizaron bloqueos en diferentes puntos de la ciudad de Culiacán; entre ellos, los accesos a la misma, para evitar su evacuación; cabe mencionar que estas organizaciones delictivas realizaron disparos con armas de fuego a las aeronaves de la Fuerza Aérea Mexicana, líneas comerciales e instalaciones del Aeropuerto Internacional Federal de Culiacán, sin lograr su cometido.

El alto grado de adiestramiento, pericia y experiencia de los pilotos y su tripulación, permitió que dos aeronaves de la Fuerza Aérea Mexicana que participaban en las actividades realizaran aterrizajes de emergencia, sin presentar afectaciones.

La evacuación de Ovidio se realizó empleando un helicóptero de la Fuerza Aérea Mexicana; el citado generador de violencia fue trasladado del lugar de los hechos a las instalaciones de la Fiscalía Especializada en Materia de Delincuencia Organizada (FEMDO), en la Ciudad de México, quedando a disposición del Ministerio Público de la Federación.

Durante el transcurso de la tarde del día cinco de enero 2023, al trasladarse personal militar para apoyar la operación, fue objeto de otra agresión con armas de fuego por parte de integrantes de la delincuencia organizada, en donde lamentablemente perdieron la vida un coronel y uno de tropa, quedando 3 elementos heridos.

Los bloqueos y agresiones armadas en diferentes partes de la ciudad, ocasionados por grupos delincuenciales continuaron, por lo que, con la finalidad de coadyuvar a restaurar el orden y fortalecer el Estado de derecho, se desplegaron al estado de Sinaloa 3.586 efectivos del Ejército Mexicano y Guardia Nacional, entre los cuales se encuentran elementos de Fuerzas Especiales y Fusileros Paracaidistas, quienes poseen un alto grado de adiestramiento en diferentes ambientes geográficos.

Con motivo del arribo de Ovidio Guzmán a las Instalaciones del penal “El Altiplano”, de manera paralela personal de la Guardia Nacional y Ejército Mexicano proporcionó apoyo mediante dos círculos de seguridad.

Como resultado de los hechos hasta el momento, las autoridades federales contabilizaron: 19 fallecidos por parte de los transgresores de la ley, la detención de 21 personas, el aseguramiento de 4 fusiles Barret del calibre 50, 6 ametralladoras del calibre 50, 26 armas largas, 2 armas cortas, cargadores, cartuchos y equipo táctico diverso, 13 vehículos; además, se inutilizaron 40 camionetas, de las cuales 26 son blindadas.

En el cumplimiento de su deber, haciendo énfasis de sus valores militares y su determinación como soldados de la patria en aras de garantizar la seguridad de la ciudadanía y del pueblo sinaloense, lamentablemente 10 militares perdieron la vida y 35 se encuentran lesionados; el Estado mexicano brindará todo el apoyo a los deudos, realizando los honores fúnebres de conformidad con lo establecido en el Ceremonial Militar. Hasta el momento no se tiene información de ningún civil inocente que haya perdido la vida como resultado de estas operaciones.

A partir del 6 de enero del año en curso, otros 1.000 elementos de la Guardia Nacional y del Ejército Mexicano integrantes de la Fuerza de Tarea Conjunta México, apoyados con personal de la Fuerza Aérea Mexicana, reforzarán las operaciones de seguridad para garantizar el bienestar y paz social en el estado de Sinaloa, lo que eleva a unos 5.000 los militares desplazados a la región para asegurar la zona.

Compártelo

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta Narcodiario?

Apóyanos.